Publicidad
Publicidad

Cómo elegir un empleo

candidates

En la desesperación de estar en el paro, el instinto lleva a buscar trabajo por todos lados, de cualquier cosa y forma. Sin embargo algunos factores pueden pensarse antes de emprender una búsqueda laboral para evitar la pérdida  de tiempo, y usarlo de forma más efectiva apuntando directamente a un empleo adecuado.

– Causas del desempleo. Hay personas que siempre tienen problemas en su trabajo, que siempre tienen jefes malos o pésimos compañeros que les desean el mal. Hay quienes siempre son víctimas de sus desempleos. En lugar de esto, si se puede hacer un análisis sincero y descubrir los errores propios recurrentes, al buscar un trabajo nuevo, puede cambiar la situación.

 En cualquiera de los casos no se debe mencionar en una entrevista que siempre es el mundo el que está en contra. Culpar siempre al otro,  es el verdadero factor que jugará en forma negativa.

Grado de valoración profesional: la percepción personal de la posición como profesional definirá una búsqueda. Si curricularmente es posible aspirar a un puesto, pero luego en una entrevista uno se tira abajo, indefectiblemente será una pérdida de tiempo porque no lo calificarán para él.

Por el contrario, presentarse a un empleo para  el que se considera sobrecalificado, esto se podrá percibir y  jugará en contra.  Siempre es bueno postularse a empleos donde uno pueda competir desde el punto de vista formal (por experiencia, por formación, por conocimiento del área) y desde el punto de vista subjetivo (sentirse capacitado para el puesto, ni inferior ni superior).

Herramientas bien utilizadas: Curriculums, entrevistas de diversos tipos, oratoria en general bien utilizados hacen la diferencia. Es lo mejor que estas herramientas estén a punto, corregidas por terceros, actualizadas, bien confeccionadas. Mejor tardar una semana y esmerarse en una correcta presentación que en la desesperación mandar como spam a cualquier lado y de cualquier forma lo que es nuestra carta de presentación.

Exquisitez:  Si las condiciones laborales (horarios, localización, asignación de tareas, sueldo) son muy acotadas, por una cuestión de lógica matemática las posibilidades de encontrar un empleo que se ajuste a ellas será acotada también.

En una búsqueda laboral hay que estar abierto a escuchar otras posibilidades distintas a las que se conocían, otros horarios, otras zonas, otros tipos de puesto, otra responsabilidad, otro ingreso, otras cargas horarias. ¿Por qué no?

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *