Fiscalidad de los seguros - Declaracion de la Renta

Fiscalidad de los seguros

| 10/09/2015 | 3 Comentarios

Los seguros se han extendido y hoy en día es normal contar un seguro del hogar -obligatorio por otra parte-, un seguro de accidentes y un seguro de vida. A la hora de contratarlos solemos fijarnos más en las coberturas que ofrecen y las primas que habrá que pagar por ellos sin reparar en su fiscalidad. Os explicamos cómo tributan cada uno de ellos, si dan derecho a deducción y cuanto habrá que pagar en el IRPF.

El sector asegurador ha crecido de tal forma que existen seguros de todo tipo para cubrir prácticamente cualquier vicisitud. Sin embargo, cinco son los seguros más habituales: el de vida y vida-ahorro, salud, accidentes, del hogar y del coche. En estos productos vamos a centrarnos a la hora de abordar la fiscalidad del seguro en España. ¡Vamos allá!

como_tributan_los_seguros

Seguro del hogar

El seguro de hogar es obligatorio pero sólo en un supuesto. Toda vivienda debe contar con un seguro del hogar contra incendios y después dependerá ya del propietario ampliar las coberturas contratando un seguro multiriesgo, que suele ser lo más habitual. A fin de cuentas, el incremento de precio no es tan elevado como no contratarlo y siempre es recomendable asegurar el piso, aunque estemos de alquiler.

Como norma general, la fiscalidad del seguro del hogar es clara y precisa que no dan lugar a deducciones las primas pagadas por este seguro. Sin embargo, existe una excepción: cuando se trata de un producto vinculado a una hipoteca. Es decir, cuando el banco nos obliga a contratar el seguro como parte del préstamo hipotecario. En este caso se podrán incluir las cantidades satisfechas como parte del dinero destinado a adquisición de vivienda y deducir por este concepto.

De esta forma, si hemos pagado 500 euros por el seguro del hogar ligado a la hipoteca, podremos sumar ese dinero a las cuotas de la hipoteca para hacer el cálculo de la base sobre la que aplicar la deducción por vivienda. Al hacerlo hay que tener especial cuidado porque de esta claro que el seguro es una imposición del banco, de forma que no serviría coger la póliza de la entidad, ampliar sus coberturas y después tratar de deducir por ellas. En este caso Hacienda podría entender que estamos tratando de sacar provecho de la norma.

Amplía información sobre cómo tributa en el seguro de hogar

Fiscalidad de los seguros

Seguro de coche

El seguro de coche también es obligatorio en su modalidad de terceros, es decir, cuando asegura la Responsabilidad Civil, que es el daño que nuestro vehículo pueda ocasionar a otras cosas o personas. Sin embargo, esto no quiere decir que dé lugar a deducción en la declaración de la renta.

Como norma general el seguro del coche no desgrava en el IRPF como tampoco lo hace el impuesto de circulación. En el caso de los trabajadores autónomos, el tratamiento fiscal del vehículo permite deducir los costes del seguro siempre y cuando este afecto al 100% para la actividad. Dicho de otra forma, que sólo se utilice con fines laborales y no personales. En la mayoría de los casos, el inspector aceptará una deducción del 50% cuando el uso sea mixto, aunque la Ley no contempla esta posibilidad por sí misma. Aquí puedes ampliar información al respecto.

Seguro de Salud

Las primas satisfechas por el seguro de salud tampoco no dan derecho a practicar ningún tipo de deducción en el IRPF excepto para aquellos trabajadores autónomos que lo suscriban como alternativa al RETA y que podrán deducir las primas que paguen hasta un máximo de 4.500 euros.
En el caso de las cantidades percibidas por este tipo de seguro, tributarán como ganancia patrimonial por la diferencia entre el dinero pagado y el recibido, aunque habrá que incluirla como rendimiento del trabajo cuando las cuotas pagadas puedan ser objeto de deducción en el rendimiento neto de en actividades económicas.

En el caso del Impuesto de Sociedades, las empresas podrán incluir como gasto deducible las primas de seguros que paguen a los trabajadores, para los que no se considerará como retribución en especie siempre que no supere los 500 euros para cada uno de ellos. Por su parte, los trabajadores autónomos podrán incluirlo como un gasto deducible si tributan bajo estimación directa hasta un máximo de 500 euros para su seguro, el del cónyugue y sus hijos menores de 25 años.

Amplía información sobre cómo tributa el seguro de hogar

Seguro de Accidentes

Las personas físicas no podrán deducir por las aportaciones realizadas a los seguros de accidentes, mientras que las cantidades recibidas en caso de incapacidad permanente y absoluta tributarán como rendimiento de capital mobiliario por la parte que exceda de la cuantía establecida por el baremo del sistema de valoración de daños personales para accidentes. Por su parte, en caso de lesión permanente no invalidante, el capital percibido se considerará ganancia patrimonial.

Si el beneficiario fuese diferente del contratante y recibiese el dinero por el fallecimiento de este, deberá tributar en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Seguro de vida ahorro

La fiscalidad del seguro de vida es algo más compleja que el resto, ya que también puede incluir productos de ahorro a largo plazo. En este sentido, las aportaciones no dan derecho a deducción en el IRPF con la excepción de los Planes de Previsión Asegurados o PPA, que permiten una reducción de los rendimientos de trabajo hasta determinados límites similar a la de los planes de pensiones.

En el caso de las prestaciones habrá que diferenciar cuando el tomador y el beneficiario son la misma persona y cuando son personas diferentes. En el primer supuesto, ligado a los seguros de vida que pagan una cantidad al alcanzar determinada edad, hay que distinguir su la prestación se cobra en forma de capital o en forma de renta.

Fiscalidad de las prestaciones

Las prestaciones del contrato de seguro están sujetas al pago de diferentes impuestos en función de la contingencia que se produzca y de los elementos personales que contenga. Así habrá que diferenciar cuando el tomador del seguro no es la misma persona que el beneficiario, en cuyo caso deberá tributar en el Impuesto de Sucesiones y Donacionesy cuando ambos coinciden, en cuyo caso habrá de tributarse e el IRPF. Además, también hay que distinguir la forma del cobro de la prestación o contingencia. Es decir, si esta se produce en forma de capital o como una renta.

Cuando el cobro se realiza en forma de capital tendrá la consideración de rendimiento de capital mobiliario y se integrará en la renta del ahorro. Se aplicará una fiscalidad similar a la del resto de productos financieros de forma que habrá que pagar un 19,5% por los primeros 6.000 de ganancias y un 21,5% entre 6.000 y 24.000 euros. Por último, más allá de los 24.000 euros habrá que pagar un 22,5%. Por su parte, cuando el cobro se realiza en forma de renta también se consideran rendimientos de capital mobiliario y se integrarán en la base imponible del ahorro para tributar al 19,5%. Sin embargo, en este caso deberemos aplicar a cada anualidad unos porcentajes en función de los años de duración de la renta:

En el caso de las rentas vitalicias inmediatas el cálculo cambia. Se considerará rendimiento del capital mobiliario el resultado de aplicar a cada anualidad unos porcentajes que dependen de la edad que tuviera el beneficiario en el momento de la constitución de la renta, tal y como muestra la siguiente tabla:

Cuando tomador y beneficiario son diferentes personas se tributará en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. En este caso, las cantidades percibidas de los seguros de vida se sumarán a los bienes heredados a la hora de calcular el impuesto.

El seguro de vida

En el caso del seguro de vida al uso, aquel que paga una cantidad en caso de fallecimiento cuando el tomador del seguro no es la misma persona que el beneficiario, la tributación corresponde al Impuesto de Sucesiones y Donaciones y en el caso contrario en el IRPF.

También te puede interesar:

Imagen – szefei en Shutterstock

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categoría: Fiscalidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...

Comentarioss (3)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Teresa dice:

    Buenas tardes,
    he alquilado mi vivienda habitual el 1/11/2013. Quisiera saber si en la declaración de la renta de 2014 puedo deducirme el importe completo del IBI y el importe anual de la comunidad o tengo que prorratearlo.
    Gracias
    Un saludo

  2. Impuestos Renta dice:

    Hola Valeri,

    En principio la ley no indica que el préstamo deba ser hipotecario, pero sí que esté destinado a la vivienda.

  3. Valeri dice:

    Me puedo desgravar de un préstamo privado sin intereses,destinado a vivienda, que cantidad y en que apartado lo tendría que poner.
    Gracias

Deja un comentario


Logo FinancialRed