Publicidad
Publicidad

Trabajar de la música

Image: Salvatore Vuono / FreeDigitalPhotos.net
Image: Salvatore Vuono / FreeDigitalPhotos.net

El día de la música, es una gran oportunidad para hablar de ella desde el punto de vista laboral.  Todos en alguna medida hubiésemos querido tener la vida de una estrella del rock, pero son pocos lo que han podido vivir de la música de esa forma.

En su gran mayoría quienes viven de su arte son privilegiados que ganan dinero como sesionistas, docentes de su instrumento. Paralelamente tienen su proyecto personal donde crean y realmente muestran sus propias composiciones. 

Pero existen muchos mas espacios para trabajar dentro del negocio de la industria musical: productores, dueños de salas de ensayo y grabación, técnicos en sonido, alquiler de instrumentos, coreógrafos, escenógrafos,  especialistas audiovuales en videoaclips.

Vivir de la música es posible, pero en el plano de lo real y no del ideal, los músicos que viven de tales se la pasan ensayando muchas más horas de las que les que habían imaginado.  Los sesionistas tienen la ductilidad para tocar en diferentes estilos y bandas para cuando son convocados. Cobran por horas y deben tener una predisposición para viajar y movilizarse, porque los mas cotizados son llamados para festivales locales, fechas especiales.

Turismo. Para los músicos que quieren relación de dependencia  ejecutar la música típica de una zona o comunidad (zarzuela, flamenco, tango, salsa) abre las puertas para trabajar en el sector tocando en bares, restaurantes, tours, hoteles. En este rubro es muy importante el marketing por sobre el arte. Ropas típicas para la foto, la participación del público, las fotos, la gráfica que acompaña, etc.

Compra venta de discos. Para los fanáticos musicales que no tienen ni una pisca de don de instrumentistas, se puede trabajar montando disquerías y casas de colección. Si están bien difundidas, con buenas conexiones con los compradores, gracias a la red pueden tener clientes y proveedores alrededor del mundo.  Otras plataformas ayudan a la entrada de dinero y promoción a la vez.  Programas de radio, columnas en diarios y magazines son una vuelta de tuerca rentable a la misma pasión musial.

Djs lejos de la discusión de si un Disc Jockey toca o simplemente pasa los discos, lo cierto es que una fiesta depende de dos cosas: la música y la cantidad de alcohol. Con el don del instinto se pueden musicalizar fiestas de todo tipo, hasta espacializarse en algún estilo en especial, sociales, musica de los 80, disco, caribeña, electrónica, jazz. Los objetivos a alcanzar son muy amplios, de fiestas cerradas, bares a grandes megadiscos de Ibiza.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *