Publicidad

Claves básicas para buscar trabajo en el extranjero

Cuando pensamos en buscar trabajo en el extranjero, acudimos inmediatamente a herramientas de búsqueda. Pero, antes hay claves a tener en cuenta.

Sea cual sea el motivo que nos lleva a emigrar, como por ejemplo el deseo de ganar experiencia que enriquezca nuestro perfil laboral o escapar de una mala situación laboral. Desde este post queremos orientarte para que puedas encontrar trabajo en el país que tú decidas, ya sea dentro o fuera de Europa.

Si tienes pensado pasar una cantidad determinada de tiempo viviendo en el extranjero, debes plantearte varias cuestiones. Además, debes ser consciente de que algunas de ellas podrás resolverlas antes de viajar, pero otras tantas deberás resolverlas en tu lugar de destino.

En este tipo de cuestiones, no hay lugar para la impaciencia ni las decisiones precipitadas; existen trámites que requieren cierto tiempo, y dinero, por lo que necesitarás ahorrar si no lo has hecho ya.

Plantearse cómo buscar empleo en el extranjero

Para comenzar con tu búsqueda, lo que te recomendamos es que acudas a un portal de empleo internacional. En él, podrás observar las vacantes disponibles, el tipo de puestos que se ofrecen y lo que requieren en cada uno. Una vez que te suscribas, te llegará a tu correo información con cada una de las ofertas que más te interesen.

Si has decidido emigrar a un país dentro de Europa, el portal EURES te puede resultar de gran utilidad. Se trata de una plataforma oficial que pone en contacto empresas con trabajadores europeos.

Para no arriesgarte más de lo necesario en un paso tan importante como este, te recomendamos que accedas al documento sobre ofertas fraudulentas del que disponen, y tenerlo presente en cualquiera de las ofertas que recibas, tanto dentro como fuera de esta plataforma.

Por otra parte, si ya has escogido un país en concreto, deberás encontrar los servicios de empleo que operan Hay varias plataformas que disponen de un portal al que puedes acceder para ver cómo funciona y las condiciones que piden para inscribirte.

Y, por supuesto, las redes sociales orientadas al empleo te serán también de gran utilidad en tu búsqueda. Redes como LinkedIn, te permitirán acceder a ofertas de empleo, además de darte la oportunidad de tejer una red profesional allí donde desees emigrar.

Conocer las particularidades del currículum local

Es habitual que cada país tenga ciertas peculiaridades a la hora de elaborar un CV. Los anglosajones, por ejemplo, no acostumbran a incluir su foto de perfil. Desde aquí te recomendamos que, ante todo, hagas uso del sentido común. Sean del país que sean, a todos los empleadores les interesa saber la misma información. Debemos destacar información como los datos de contacto, la experiencia, la formación, y las habilidades que poseemos.

Buscar trabajo en el extranjero y el idioma

Lo más importante es buscar empleo en un país en el que el idioma no vaya a suponer ningún problema. El inglés, por ejemplo, es un idioma hablado en muchísimos países en todo el mundo y podrás desenvolverte a través de él durante un tiempo. No obstante, si planeas que tu estancia sea larga, debes familiarizarte con el idioma nativo. A través de él estarás mucho más integrado y tendrás la oportunidad de acceder a puestos de trabajo mucho más especializados.

buscar trabajo, trabajo en el extranjero, encontrar trabajo en el extranjero,

Investigar previamente lo relativo a papeleos

Es una de las cuestiones que más zanjadas debes tener antes de emigrar. Primero, debes asegurarte de que, en cuanto llegues al país, te encuentras en una situación legal. Y es que en muchos Estados necesitarás conseguir un permiso o visado. Conocer todos los procedimientos legales que debes cumplir en el país que escojas, te permitirá orientarte sobre el tiempo que puedes pasar allí de manera legal y sin tener ningún problema.

Se trata de una cuestión que depende en gran medida de los acuerdos que tenga España con el país de destino. Si se encuentra dentro del continente europeo, tienes garantizado el derecho a libre circulación. Cuentas con un permiso de tres meses en los que no se te va a solicitar ningún permiso de residencia. Pasado este plazo, tendrás que acreditar que dispones de un empleo o de los recursos necesarios para mantenerte allí. Después, lo único que tendrás que hacer será solicitar la residencia permanente.

En el momento de formalizar un contrato, debes saber que lo más probable es que te pidan que te des de alta en la seguridad social de ese país. Mejor prevenir que curar, por eso te recomendamos que te informes sobre ello antes de viajar. También cabe la posibilidad de que te exijan contratar un seguro de salud privado.

Por otra parte, es recomendable que te abras una cuenta bancaria en una entidad que opere a nivel nacional, ya que te facilitará muchos trámites.

Por último, pero no menos importante, te recomendamos que te informes sobre la homologación de titulaciones. Todos los países disponen de su propio organismo, no obstante, es más sencillo comenzar a tramitarlo todo desde aquí, por si luego se requiere algún trámite que haya que realizarse desde España.

Usos y costumbres locales al buscar trabajo en el extranjero

Este resulta ser un tema bastante importante al que hay que prestarle mucha atención. Y es que te va a resultar tremendamente útil conocer detalles sobre el país de destino y sobre la vida que se tiene allí. Por supuesto, también debes informarte en cuanto a lo profesional, sobre el tipo de rango salarial que tienen los puesto que estás buscando.

De hecho, si tienes un amigo, conocido o familiar en ese país, todo te será mucho más sencillo. Si no conoces a nadie, haz uso de las redes sociales para comenzar a tejer una red de contactos. Una vez que te establezcas en tu destino, organiza tu tiempo libre para hacer actividades donde poder socializar con tu entorno. Puede que no lo parezca, pero todo esto es muy importante si quieres permanecer mucho tiempo viviendo allí y ganar prestigio profesional.

 

Publicidad