Publicidad
Publicidad

Alquilar habitaciones como trabajo

El lugar donde vivimos también puede convertirse en un microemprenimiento. El alquiler de habitaciones, el subalquiler, compartir la casa también es una entrada de dinero. Si bien en algunos países esta modalidad de vivir en comunidad dentro de los departamentos es muy usual, en otros lugares aún es una novedad.

Las ciudades más propicias, es decir donde existe más demanda de sitios baratos y temporales son en especial los que tienen universidades o casas de estudio cercanas y eso no necesariamente ocurre en las grandes ciudades.

Los estudiantes de otras provincias buscan lugar para pasar todo el año escolar. Hay temporadas bajas y altas en los alquileres y la ventaja es que puede arreglarse para todo el año y despreocuparse de tener que salir a buscar nuevos inquilinos.

Para encontrar cohabitantes o roomates hay que buscarlos en los lugares donde están los alumnos:

Carteleras estudiantiles. El método más obvio y conocido, todas las casas de estudios cuentan con carteleras donde se anotan los horarios, las fechas de exámenes también hay muchas publicidades. La contra es que justamente como hay muchas ofertas es que se pierda de vista a no ser que la grafica sea muy llamativa. Por otro lado hay universidades que no permiten que se peguen cosas extracurriculares.

Foros de discusión, listas de debate. Se puede preguntar a los estudiantes si tienen canales de comunicación internos como foros y grupos de opinión donde se pueda hacer el anuncio.

Boletines. Los centros de estudiantes o las coordinaciones de las carreras o incluso la biblioteca a menudo tienen boletines sea en papel o electrónicos con las novedades. Allí puede anunciarse, quizás existan los clasificados.

Campus virtual. Las universidades que cuentan con campus virtuales tutorías y clases a distancia a menudo tienen que evaluar en forma presencial. Para esto los alumnos se trasladan quizás una semana en el año a rendir. Este es un lugar donde también puede ofrecerse la habitación.

Bares. El verdadero lugar donde van los estudiantes. Se pueden improvisar carteleras y hasta un espacio para dejar tarjetas, depende la confianza que se tenga con los del bar.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *