Bolsamanía

Sharp Objects se despide con la revelación a su misterio, aunque con sorpresa final que podría ¿generar una segunda temporada?

¡¡¡ENTRADA CON SPOILERS DEL FINAL!!!!

HBO ya ha dado respuesta a la pregunta persistente en su serie limitada, Sharp Objects: “¿Quién mató a todas estas chicas jóvenes en Wind Gap?” .

Basándose en lo escalofriante y sombrío de este pequeño pueblo, cualquiera y todos podrían haber sido responsables de estos asesinatos, incluida Camille Preaker, (Amy Adams). Muchos fans creían que era la bella bestia sureña de la matriarca Adora (una deliciosamente viciosa y delirante Patricia Clarkson) o tal vez incluso la hermana de Camille, Amma (Eliza Scanlen), y tenían razón. Bueno, parcialmente, aunque para aquellos que ya hubieran leído el libro de Gillian Flynn, conocían a los asesinos desde el principio.

Alcanzando la cima de la estética desaturada y emocionalmente agotadora de Jean-Marc Vallee, el episodio titulado “Milk“, escrito por Flynn y Marti Noxon, muestra el momento en que Camille confronta a su madre Adora como una víctima de su síndrome de Munchausen, el trastorno psicológico en el que una persona daña deliberadamente a una persona cercana a ella para cuidarla y hasta que recupere la salud. La confrontación ocurre después de que Camille descubriera en el episodio anterior por boca de Jackie (Elizabeth Perkins) que Adora básicamente mató a su media hermana menor, Marian, al  alimentarla con veneno. También supimos de parte de Jackie que Adora hizo incinerar a Marian para que no quedaran evidencias.

Con la verdad colocada encima de la mesa, se estableció un enfrentamiento entre Camille y Adora. Camille se ha ido desenmarañando a un ritmo glacial desde el primer episodio, así que esta era la recompensa que hemos estado esperando. Pero la confrontación final no ha sido una pelea épica o una pelea total, sino algo estratégico, encogido y retorcido.

Durante una cena familiar, Camille envía una mirada fulminante a Adora, mientras que Amma, coronada de flores, se vuelve poética mientras está colocada con ácido. Después de que Camille toma un sorbo de leche (de ahí el título del episodio), se enferma, algo que no es sorprendente. Esto lleva a Adora a entrar en modo “siniestro”. Ella no solo cuida a Amma, que también está enferma, sino también de Camille, que empieza a vomitar y comparte los mismos síntomas que su hermana, pero los síntomas de Amma son mucho menos severos. Está claro por qué estas dos chicas están atravesando una tormenta. Sin embargo, todo es parte del plan de sacrificio de Camille. para derribar a Adora.

En este punto, sabemos que Adora es el asesino, pero queremos saber más. Queremos ver a Adora en acción ya que es una madrastra malvada que admiramos desde la distancia.  Mientras inventa una poción que no va a funcionar, todavía queda esperanza por ver qué pasará con la protagonista.

Sin embargo, como es de esperar, el episodio se desarrolla además en sus historias secundarias que nos alejan del centro del gran final de este agridulce gótico sureño. De este modo, vemos al detective Willis (Chris Messina) y Vickery (Matt Craven) interrogar a John Keene (Taylor John Smith) algo que agrega una fina capa de intriga. . Ya sabemos que él no mató a su hermana. Es el mero relleno del episodio. Ya sabemos que John es inocente y satisfizo su deseo por Camille.

Nosotros, como Camille y todos los demás, finalmente hemos unido las piezas de este rompecabezas. El tapiz de flashbacks espeluznantes y mudos que se muestran a lo largo de la serie ya no son solo aleatorios y piezas de imágenes perturbadoras. Tienen sentido, más o menos. Es como hojear el álbum de recortes de un sociópata. Sabemos qué causó la muerte de Marian, pero ¿por qué Adora mató a esas chicas en la ciudad? .

En un momento, vemos a Camille caminando aturdida, luchando por encontrar el equilibrio. Amma le pregunta: “¿Lo tomaste, verdad?” Y con “eso”, ella se refiere al cóctel medicinal tóxico especial de botella azul de Adora. Camille le dice a Amma que llame a Richard y lo traiga a la casa y le dice que debe huir por su propia seguridad.

El episodio llega a su punto crítico cuando Richard, Vickery y Frank (Miguel Sandoval) llegan a la casa de Crellin para encontrar a Camille tendida en el suelo infectada con el veneno de Adora. Richard encuentra lo que cree que es el par de alicates responsable de sacar los dientes de la hermana de John, Adora, que vestida con su mejor vestido, un cárdigan y un par de tacones, es arrestada y Camille y Amma son llevadas al hospital para ser cuidadas adecuadamente hasta que recuperen la salud. Todo está bien y se hace justicia, ¿verdad? Bueno….esperemos un poco más…

Con Adora entre rejas y Camille y Amma reiniciando sus vidas en San Luis, sus vidas se ven empañadas para siempre por su familia salvajemente desquiciada y además, Camille y Richard no terminaron juntos, pero al menos se tienen el uno al otro. Parece un final feliz para todos … una vez más, esto está basado en una novela de Flynn y está bajo la mirada de Vallee. Cuando los cabos sueltos comienzan a atarse, los extremos no quemados de esas cuerdas atadas comienzan a deshilacharse.

Cuando comienza el epílogo de la final, vemos a Amma visitar a Adora en la cárcel y vemos a las hermanas encontrarse con Jackie, que sigue siendo falsa y sombría como siempre. “Ahora es una mierda porque mamá ya no está en el camino”, dice la reina de los chismes de Wind Gap.

Las hermanas mantienen una relación con Frank y su esposa y cuando comienzan a asentarse en su nueva vida, las cosas están mejorando. Sus nuevas vidas podrían ser fácilmente la premisa de un drama derivado de hermanas, hasta que Camille examine la casa de muñecas de Amma.

En los momentos finales de la final, una nube oscura comienza a flotar sobre el episodio mientras vuelve a su narración deliberadamente marcada de un tono ansioso. Camille se asoma a la ventana de la casa de muñecas, una metáfora a lo largo de la serie, y ve algo debajo de una de las camas de juguetes. Es un diente Tras un examen más profundo de esta casa de muñecas de terror, ve que está prístina y sutilmente decorada con dientes. Camille está en estado de shock y se da vuelta para ver a Amma que simplemente dice: “No se lo digas a mamá”….

¿Qué? Pero no solo eso, justo cuando crees que es el final, Vallee se desliza en destellos de escenas violentas e inquietantes de Amma matando a las chicas en Wind Gap, así como a una nueva amiga que hizo en St. Louis.

Y de este modo, Sharp Objects se despide habiendo hecho una buena imagen de la novela de Flynn, desempacando una relación tóxica entre una madre y sus hijas, que tiene mucho que ver con las autolesiones de Camille. Los problemas de Camille, la familia Crellin y la tranquila ciudad de Wind Gap se transforman en una historia desquiciada que se narra con el característico silencio inquietante de Vallee, haciendo justicia a la novela debut de Flynn. Y no solo eso, sino que nos ha ofrecido a una heroína desagradable, severamente dañada que el público puede enraizar, subvertir y con la que se puede poner fin la tradición de Hollywood de la “mujer agradable”. Durante décadas, siempre ha habido héroes masculinos desagradables en televisión y cine, pero siempre han sido vistos como complejos e innovadores. Sin embargo, cuando una mujer se pone en el mismo tipo de papel, se etiquetan como difíciles. Flynn, Noxon y el equipo de la serie colocan a Camille Preaker de manera frontal y central para que disfrutemos y la defendamos a pesar de todos sus defectos. Lo mismo podría decirse de Adora, Amma y Jackie.

Aunque Sharp Objects podría haber seguido el camino de una película a la Gone Girl, convertirla en una miniserie nos permite sumergirnos profundamente en cada personaje. Vemos cómo se van deshaciendo lentamente, lo que lleva a una recompensa que sería menos gratificante si fuera una película de dos horas. Sharp Objects  tiene partes lentas, pero el misterio latente a través de su premisa profundamente inquietante nos mantiene cautivados lo suficiente para aferrarnos a la historia hasta el final.

A pesar de que ya se haya dicho que no hay necesidad de una segunda temporada, el final deja abierto para explorar la rabia latente y demente que vive en Amma, de modo que cruzaremos los dedos para que así sea y finalmente le pase como a Big Little Lies, otra serie dirigida por Valleé, que de ser limitada ha pasado a tener una segunda temporada que veremos en breve.

Escrito por | 27 de agosto de 2018 | 0 comentarios
Categorias: Noticias | Etiquetas: , , ,
A pesar de que se presenta al público como una serie limitada, Sharp Objects, protagonizada
Resulta que un drama tan oscuro como es Sharp Objects puede ser algo más ligero
Durante la conferencia de prensa de HBO para la Asociación de Críticos de Televisión, el
A lo largo de los primeros seis episodios de Sharp Objects, cada vez es más
Sharp Objects ya ha emitido tres episodios como serie limitada de HBO, y seguirá siendo

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta