El Dow Jones (-0,9%) cae 267 puntos en Wall Street tras un débil dato de manufacturas

El sector industrial americano sigue dando señales de estancamiento

César Vidal / Sergio García
Bolsamania | 02 dic, 2019 14:03 - Actualizado: 22:05
donald-trump 20191004095227
El presidente de EEUU, Donald Trump

DOW JONES

27.950,770

18:41 09/12/19
-0,23%
-64,29

Pérdidas destacadas en Wall Street (Dow Jones: -0,95%; S&P 500: -0,86%; Nasdaq: -1,12%) después de la publicación de un débil dato del sector manufacturero del mes de noviembre en EEUU, que contrasta con la recuperación de los sectores industriales de China y Europa mostrada por los datos publicados este lunes para el mismo periodo. Además, Trump ha anunciado que volverá a imponer aranceles al acero y al aluminio importado por EEUU desde Argentina y Brasil. Recordamos que la Bolsa de Nueva York cerró noviembre con fuertes ganancias y muy cerca de sus máximos históricos registrados el pasado miércoles.

Más allá de los aranceles a Argentina y Brasil, Trump sigue defendiendo su guerra comercial con China. El presidente de EEUU ha recordado que "desde el 1 de marzo de 2018, fecha de inicio de las tarifas a los productos chinos, las bolsas estadounidenses acumulan una subida del 21% gracias a que el país está dando entrada a grandes cantidades de dinero".

Y el acuerdo con China sigue sin firmarse. Pekín insiste en que Washington elimine los aranceles impuestos hasta el momento... pero la Casa Blanca se sigue mostrando reacia. ¿Cuándo llegará ese pacto de 'fase uno'?

La renta variable estadounidense ha subido de manera notable en las últimas semanas, debido a que los inversores han descontado que EEUU y China alcanzará ese acuerdo antes de final de año. Esto implicará que no entrarán en vigor los aranceles que la Administración Trump tiene programado aplicar el 15 de diciembre.

Aunque la última hora sobre este asunto señala que el apoyo de Trump a los manifestantes de Hong Kong ha provocado que las conversaciones se estanquen. En cualquier caso, tras la desaceleración económica de los últimos meses y las medidas de acomodación monetaria aplicadas por la Reserva Federal y otros bancos centrales como el BCE, los analistas confían en que haya pasado lo peor.

Esto implicaría que la debilidad del sector manufacturero haya tocado fondo y que el gasto de los consumidores seguirá impulsando la actividad económica. No obstante, como han avisado organismos internacionales, entre ellos el FMI, la tensión comercial entre China y EEUU puede alargarse durante mucho tiempo y los desencuentros entre ambas potencias volvergán a resurgir, por lo que el acuerdo de 'fase 1' puede tan sólo ser una solución de compromiso.

Donald Trump busca un pacto para no llegar a las próximas elecciones con EEUU en clara desaceleración, mientras Xi Jinping quiere evitar a toda costa un aterrizaje brusco de la economía china. Así las cosas, primero habrá que ver cómo se resuelve el esperado acuerdo 'de fase 1' y posteriormente comprobar cómo evolucionan los acontecimientos.

ECONOMÍA Y POLÍTICA MONETARIA

A nivel económico, el índice PMI manufacturero de China ha repuntado ligeramente en noviembre hasta 51,8 desde 51,7, por debajo de la caída esperada hasta 51,4. Además, los datos del mismo sector conocidos en Europa también han superado levemente los pronósticos.

Sin embargo, el ISM manufacturero de EEUU en noviembre ha bajado hasta 48,1 desde 48,3, muy por debajo de la subida esperada hasta 49,2. Datos por debajo de 50 indican contracción de la actividad, algo negativo para la economía y el empleo.

"El sector está atrapado en una leve recesión con pocas posibilidades de una reactivación real a corto plazo", afirman desde Pantheon Macroeconomics. Esto pesará en el crecimiento del empleo y el gasto de capital en los próximos meses, hasta el punto de que no descartan un recorte de tipos "en enero" por parte de la Fed si el PIB y el empleo muestran un deterioro notable en diciembre.

En este sentido, el presidente de la Fed, Jerome Powell, reiteró hace unos días que el banco central mantendrá los tipos en los niveles actuales a no ser que se produzca una brusca desaceleración económica o un súbito repunte de la inflación. Dos escenarios que el organismo monetario considera altamente improbables en los próximos meses.

En otros mercados, el petróleo West Texas rebota un 1,5%, hasta 55,97 dólares, tras la fuerte caída del pasado viernes. Además, el euro se aprecia un 0,6%, hasta 1,1081 dólares. Por último, la rentabilidad del bono a 10 años sube hasta el 1,85% y la del bono a 2 años avanza hasta el 1,64%.

contador