Publicidad

Las claves del borrador de la regulación para el teletrabajo

Estos últimos meses, con la llegada de la pandemia a nuestro país, hemos vivido una situación realmente complicada. Ya no solamente por los contagios masivos y las miles de muertes que se han sucedido a lo largo de los meses, sino también por la crisis económica que ha traído consigo.

solicitar desempleo

A raíz de esta situación, muchas empresas se han visto con la necesidad de trasladar los trabajos de manera telemática, algo para lo que la mayoría de los empleados españoles no se encuentran nada preparados, pero que han demostrado adaptarse adecuadamente ante esta complicada situación.

Es por esta razón, que el Gobierno ya se encuentra realizando un borrador para llegar a regular el teletrabajo. Estamos ante una nueva modalidad de empleo en España, que va a contar con dos novedades principales respecto al resto.

Para empezar, los trabajadores que se encuentran deslocalizados de la oficina, tendrán la oportunidad de negociar su propio horario de trabajo con el empleador. Además, va a ser la propia empresa la que asuma los costes que pueda causar su empleado mientras trabaja desde su domicilio.

No obstante, hay que recordar que todo esto no es más que parte de un borrador, por lo que todavía queda una larga trayectoria para que se convierta en algo real, pasando por el consenso de los agentes sociales y realizando los trámites necesarios en el Congreso y el Senado.

Características de la evolución del teletrabajo

En base a este borrador, el trabajador va a poder alterar el horario de prestación de servicios establecido respetando la normativa sobre el tiempo de trabajo y el descanso. A priori, esto puede parecer una idea un poco descabellada, ya que no todos los empleados funcionan bien en el teletrabajo.

Por lo tanto, debemos añadir que esta libertad no es absoluta, porque la propia norma establece lo siguiente: que el acuerdo preceptivo fije los tiempos de disponibilidad absoluta obligatoria o los límites que al respecto se hubieran podido establecer.

A lo largo de este mes tendrá lugar la Mesa de Diálogo Social, a través de la cual se pondrán sobre la mesa todas las medidas que se quieren llevar a cabo ante los portavoces de las instituciones principales. El presidente de CEOE, ha quedo advertir de que si el teletrabajo no se plantea de la manera adecuada, podría desencadenar una bajada del empleo considerable, cuando lo que busca es precisamente lo contrario. Se trata de una buena herramienta si no se comprime ni se destruye.

Además, hay que tener en cuenta que han sido muchas las empresas que han tenido que recurrir al teletrabajo para mantenerse en activo, y que por lo tanto han aprendido sobre ello en estos tres meses lo que se preveía para dentro de 5 años, avanzando de una manera exagerada, pero conveniente para poder salir lo más ilesos posible de una situación tan complicada como la que hemos vivido.

Es necesario ser cautos respecto a este tema, ya que los expertos añaden que el teletrabajo está muy bien como complemento para planteamientos de conciliación, pero como se plantee como una rigidez, podemos tener un gran problema, ya que el mundo empezará a hablar de productividad y no de horas trabajadas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *