Publicidad

Teletrabajo: cómo adaptarse si nunca has trabajado desde casa

La crisis del coronavirus ha traído una enorme cantidad de situaciones forzosas novedosas para todos, entre ellas el aumento exponencial del teletrabajo.

TRABAJAR EN INTERNET

Sin embargo, la gran mayoría de las personas que van a trabajar desde casa por primera vez no han tenido ninguna o casi ninguna experiencia previa. Vamos a compartir una serie de ideas o consejos para que la experiencia de trabajar desde casa sea lo más eficaz y productiva posible.

Ideas para trabajar mejor desde casa

Para empezar, no hay que olvidar en ningún momento que, a pesar de estar en nuestra casa, este sigue siendo nuestro trabajo y sigue siendo igual de importante que antes. Sigue siendo nuestra principal fuente de ingresos, sin la cual no podríamos pagar la casa en la que vivimos o la comida que compramos.

Es por ello que hay que crear rutinas, no trabajar en pijama sino con la ropa que te hubieras puesto para acudir a tu lugar de empleo, y también es muy importante que condiciones un lugar en tu casa que sea específicamente para trabajar, una especie de despacho casero, por así decirlo.

Esto también será importante para no caer en la desidia, puesto que con la cuarentena vas a pasar muchos días dentro de tu casa y es importante que no te pases el día metido en la cama, sin ducharte o dentro de la misma habitación. Intenta dedicar cada espacio de la casa para una acción concreta.

Aunque no sea posible salir de casa, a través de las redes sociales e Internet, puedes mantener el contacto con tus compañeros de trabajo. Por ejemplo, podéis hacer una videollamada durante los descansos de trabajo mientras se almuerza, y habláis tranquilamente de cómo os sentís, de cómo va el trabajo, etc. Como si se tratase de un día más en la oficina. Esto también es importante para no perder el contacto con la realidad y lo cotidiano. Nos encontramos ante una situación excepcional que una vez que acabe se espera que no se vuelva a repetir, por lo que no hay que ser negativos y mantener una actitud de normalidad, dentro de lo que cabe, por supuesto.

Antes mencionamos que es importante dedicar un espacio en concreto de la casa para trabajar, y esto es precisamente para no caer en distracciones mientras realizamos nuestro trabajo. Por ejemplo, si nos montamos el portátil en el sofá, es posible que al poco tiempo perdamos el foco de atención y acabemos jugando a la play o poniendo la tele. Algo parecido podría ocurrir si nos ponemos a trabajar en la cocina, donde acabaríamos picando a todas horas, y además de perder tiempo, ganaríamos peso.

BUSCAR TRABAJO

Más claves para teletrabajar

Lo mejor es escoger un sitio donde dejar todo nuestro material de trabajo y acudir allí solamente para trabajar, además de que hay que establecer unos horarios de trabajo para no acabar saturados y tener tiempo de ver la tele, jugar, hablar con la gente, etc.

Relacionado con todo esto, también hay que destacar que al estar en casa, vamos a tender a andar menos y hacer mucha menos actividad física de la que haríamos si pudiéramos salir al gimnasio o a correr. Esto es muy fácil de remediar, ya que gracias a internet podemos encontrar infinidad de ejercicios para realizar en casa durante la cuarentena.

Esto nos hará mantener la buena forma física, pero es que además nos mantendrá activos y seremos mucho más productivos el resto del día, por supuesto también en el trabajo.

Además, como vamos a pasar mucho tiempo sentados, es importante hacer pequeñas pausas para estirar las piernas, moverse un poco por el pasillo de casa, aprovechar para tirar la basura o almorzar…

Cabe destacar que no es nada aconsejable tener el móvil cerca mientras trabajamos, ya que caeremos en la tentación de consultar nuestras redes sociales cada poco tiempo y perderemos la concentración que hemos estado intentando construir con todos los consejos anteriores. Si en tu trabajo sueles recibir llamadas a menudo, lo que puedes hacer es habilitar el teléfono de tu casa para recibir allí las llamadas y no tener excusa para tener cerca tu smartphone.

Por último, si no vivimos solos y tenemos familia, hay que explicarles que necesitas tiempo para realizar tu trabajo en el rinconcito que te has habilitado, y que durante las horas que te has marcado no pueden interrumpirte o molestarte, exactamente igual que si estuvieras en tu oficina.

 

Publicidad