Publicidad
Publicidad

Las claves de los contratos por horas (I)

Las claves de los contratos por horas (I)

No tenemos más que echar un vistazo a nuestro alrededor para darnos cuenta de que, efectivamente, estos tres últimos años pasados han modificado un gran número de cosas en cualquiera de los aspectos más cotidianos de nuestra vida.

Si estas modificaciones y cambios de hábitos y costumbres provocados en buena medida por la situación de crisis económica por la que atravesamos es tan palpable en el ámbito personal, sin duda cuando hablamos del mercado laboral bien con carácter general o sectorial los cambios resultan todavía mucho más apreciables.

Además de las diferentes combinaciones de relaciones contractuales derivadas de la legislación vigente, lo cierto es que estamos asistiendo también a la modificación de los conceptos de jornadas laborales y ofertas para su desarrollo, con un crecimiento muy importante del trabajo por horas.

Realmente cuando hablamos del trabajo por horas estamos hablando de un clásico, los lectores con un poco más edad recordarán, bien porque lo hayan puesto en práctica o bien porque conocen a quien lo hizo, la famosa época del pluriempleo muy propia de la década de los 70 del pasado siglo y donde los contratos por horas abundaban como una manera de obtener ingresos complementarios a sumar a los ingresos originarios del trabajo principal.

Como decimos a fecha de hoy los trabajos por horas han vuelto a aparecer como modelo de contrato parcial muy adecuado para aquellas empresas cuya carga de trabajo no resulta lo suficientemente estable como para garantizar contratos de continuidad, sin embargo, no debemos olvidar, que es también en este nicho del trabajo de jornadas parciales donde más se da la economía sumergida.

Cuando a un trabajador se le plantea un contrato por horas, un trabajo por horas en el que desempeñara su labor profesional en jornadas laborales más cortas que un contrato tipo completo, debe saber que independientemente del modelo de contrato al que se acoge sus derechos y garantías son los mismos que los de cualquier trabajador contratado, siempre claro está que exista la vinculación contractual legal que ampare dicha relación laboral.

Las claves de los contratos por horas (I)

Debemos en este punto tener en cuenta que del mismo modo que una contratación a jornada completa el trabajo por horas puede ser de una duración determinada o de carácter indefinido, por lo que, independientemente de que la contratación se dirija, por ejemplo, a unas horas determinadas durante un plazo de tiempo limitado de una semana, la firma del contrato que recoja esas condiciones laborales y la duración de las mismas resulta fundamental.

Volvemos a insistir sobre la importancia de este hecho, de la necesidad de la firma de contratos para trabajos aún simplemente de unas pocas horas en un plazo determinado de tiempo, ya que son estos contratos las herramientas fundamentales de garantía sobre las seguridad y los derechos del trabajador, algo que en un ámbito de economía sumergida obviamente no se da, por ello el siguiente artículo de esta serie de dos en los que hablamos de los contratos por horas nos fijaremos en las características fundamentales que este tipo de contratos deben reflejar a su firma.

Imagen1 y 2:  Philip Taylor PT flickr creative commons // brewbooks flickr creative commons

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *