Publicidad
Publicidad

La importancia de la primer entrevista

 Si bién, todas las instancias antes de que nuestro puesto laboral sea confirmado son importantes, la primer entrevista juega el papel principial, porque en ella se basa el dicho “la primera impresión es la que cuenta” y así sucede en este caso. Si no aprobamos esta primera instancia que se nos presenta, ya no tendremos la oportunidad de pasar a la siguiente.

Por eso es necesario estar bien preparado, tanto a nivel físico, mental y emocional. Hay que tener muy en cuenta que muchas veces el reclutador utiliza la “primer conversación telefónica” como una primera instancia de entrevista. Muchas veces no le damos la importancia que merece a ese primer llamado, que hasta podemos quedar ya fuera del proceso de selección si no hemos cumplido con lo que el reclutador necesita para el puesto.

Es importante tener en cuenta, que en algunos puestos, tales como por ejemplo: los comerciales (tanto de venta telefónica como presencial), teleoperadores de cobranza, promoción de servicios, entre otros, resulta primordial pasar esta primer entrevista telefónica. El reclutador escuchará con atención nuestras respuestas, nuestra dicción, la claridad de nuestras palabras, el vocabulario a utilizar, el tono de voz, la energía y predisposición, puntos claves para los puestos que citamos.

Es posible que si no cumplimos con lo esperado en esa conversación telefónica, prontamente el entrevistador nos presente un “motivo” por el cual si seguimos en el proceso de selección nos volverán a llamar.

En el caso de pasar satisfactoriamente esa primer prueba, seguramente nos citarán para una entrevista personal que puede ser individual o grupal. En el caso de ésta última, recomendamos tener mucho cuidado en nuestra interacción con el resto de los participantes. Muchas veces uno no deja hablar al otro, o hacemos algún gesto o mirada no muy afortunada y el entrevistador puede percibirlo de manera negativa.

Es muy común que a esa entrevista grupal concurran dos entrevistadores, por lo cual ambos estarán escuchándonos atentamente todo lo que decimos y lo que hablamos con nuestro cuerpo, que también es una manera de comunicarnos con los demás.

La definición del proceso de selección estará delimitado por el puesto a cubrir, por lo cual, si el entrevistador está en búsqueda de un puesto: Administrativo Contable, no esperará que los candidatos sean muy comunicativos, sociales y simpáticos probablemente. Es más, posiblemente, si alguno se muestra de esa manera no sea percibido de manera positiva ya que esas características de la personalidad puede llevarlo a desconcentrarse cuando su tarea es manejar cuentas, balances, libros contables y probablemente dinero.

Caso contrario ocurre con los puestos comerciales y de relaciones públicas, donde el puesto necesita una persona con esas características, abierta al mundo exterior.

Lo principal como recomendación para las entrevistas de trabajo tanto telefónicas como presenciales, es ser uno mismo, porque si tratamos de ocultar algo o disimularlo, seguramente luego se va a saber y habremos perdido tiempo nosotros y el entrevistador.

Debemos ser sinceros con nosotros mismos para que el otro lo perciba como tal, esa será una buena herramienta para el éxito de nuestro próximo empleo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *