Publicidad
Publicidad

Empleo y juegos de azar: los dos cebos de las ciberestafas

Las estafas a través de Internet se multiplican exponencialmente en los últimos años. En cierta medida es lógico, Internet ha crecido de manera espectacular en cuanto a uso en todo tipo de dispositivos, convirtiéndose en un canal perfecto para los estafadores que se amparan en el anonimato que la red ofrece. Aunque existen muchos tipos de estafas, realmente los dos cebos más utilizados son el empleo y los juegos de azar.

No debemos olvidar por supuesto tampoco el gran aumento de las pequeñas estafas comerciales, sin embargo en este caso vamos a centrarnos en esos dos cebos citados ya que son los que más relevancia están tomando en los últimos dos años.

juego online geralt

Es importante que el usuario tome conciencia de que el estafador no siempre busca sólo su dinero. Y es importante porque existe una tendencia a minimizar la apropiación indebida de datos por parte de terceros, que, en el mejor de los casos se pueden utilizar como moneda de cambio obteniendo un beneficio por la venta de datos personales (por supuesto ilegal) y en muchos casos es la antesala a las operaciones bancarias fraudulentas realizadas con la información obtenida a partir de esos datos apropiados de manera indebida. Por tanto, la primera atención del usuario debe ser no acordarse sólo de las estafas que parece pretenden obtener su dinero, también sus datos tienen un valor clave.

Confiamos en internet para buscar trabajo

Las ofertas fraudulentas en los juegos de azar

  • Sitios de apuestas y juego fraudulentos. Se suponía que la nueva regulación del juego en Internet traería consigo un mayor nivel de seguridad. Esto es cierto para aquellos sitios en Internet que cuentan con los sellos y garantías a tal efecto, sin embargo, han proliferado los sitios fraudulentos, casas de apuestas que no son sino tapaderas para captar capital fácil y rápido de usuarios incautos, generalmente atraídos por bonos imposibles que no existen en el sector. Sin ir más lejos el mes pasado se operaba contra una de estas casas de apuestas fraudulentas en nuestro propio país.
  • El timo de la lotería premiada es uno de los más viejos en la red, también de los más sencillos de detectar y sin embargo sigue totalmente activo ya que consigue captar aún a incautos. En su versión más simple y primaria se convierte en una campaña masiva de envío de correos electrónicos en los que se informa al destinatario que ha sido objeto de un premio en una lotería (en el extranjero) y que para hacerse con el premio debe abonar una cantidad económica en concepto de tasas (o conceptos de lo más variopintos) suele tratarse de aportaciones pequeñas que hacen que los incautos piquen fácilmente al no ser grandes desembolsos. En su versión más sofisticada la comunicación puede venir personalizada con los datos del usuario (¿se acuerda lo que decíamos de la importancia de los datos?) La nueva versión mucho más real
  • Una modalidad que ha traído a muchos usuarios de cabeza es la de los SMS premium a los que nos suscribimos sin ser conscientes en determinados sorteos o concursos. El mecanismo es muy simple, para acceder a un servicio o concurso se nos solicita un registro en una página y posteriormente un número de teléfono móvil, a partir de cumplir con esto, y tras responder habitualmente cuestionarios básicos y simples, comenzaremos a recibir mensajes con un coste elevado. Ojo, se trata de uno de los timos más extendidos no sólo aplicado al juego sino en general.
  • Son estafas más sutiles, pero estafas a fin de cuenta. Se trata de proponer al usuario a través de llamada telefónica la participación en una supuesta peña para jugar en el caso de nuestro país a la lotería primitiva. Se supone que para ello el usuario ha de acertar una pregunta básica (responda lo que responda le dirán que ha acertado) posteriormente le pretenderán tomar los datos Y le informarán de que supuestamente a través de un pago de 59€ usted a participar en un número amplio de sorteos mucho mayor del que con ese dinero podría hacer (hasta 16 sorteos jugando un número alto de apuestas) con premio garantizado y en caso contrario le devolverán el dinero abonado; por supuesto ni existe premio asegurado ni le devolverán ningún dinero. Quien esto escribe ha recibido esta misma semana una de estas llamadas en su domicilio, ya que se trata de un modelo de timo muy activo.

Las ofertas fraudulentas de empleo más habituales

  • Una de las más comunes se presenta mediante un anuncio en el que se ofrece trabajo en el extranjero como au-pair o cuidador de niños a cambio del pago de una cantidad previa. Una vez efectuado el cobro, la empresa desaparece sin dejar rastro.
  • También es bastante frecuente encontrar ofertas en las que el objetivo del estafador no es obtener dinero, sino los datos personales de la persona para incluirlos en listas de distribución publicitarias. Para ello, se envía falsos anuncios de trabajo en los que se ofrecen grandes primas económicas para lograr que la víctima se interese y contacte con él.
  • Uno de los timos más antiguos consiste en la publicación de anuncios en los que se anima a los interesados a contactar mediante un número de teléfono de tarificación adicional. Para que el demandante de empleo no caiga en la cuenta de que se trata de un número 803, 806 u 807, el teléfono se presenta escrito de dos en dos cifras.
  • Otro de los trabajos que a simple vista parecen muy atractivos pero que esconden trampas son aquellos en los que se ofrecen elevadas remuneraciones por rellenar encuestas destinadas a empresas de análisis de la opinión pública. Cuando alguien se interesa por el puesto, el estafador le informa de que debe pagar por tener acceso a un listado de números de teléfono a los que llamar para realizar las encuestas.
  • Fabricar objetos desde casa, como por ejemplo bolígrafos, es otra de las estafas más comunes y antiguas que existen para quienes buscan trabajo. Al final, la víctima acaba comprando el material para confeccionar el producto del que se trate sin que eto le sirva para nada.
  • Finalmente, cada vez es posible encontrar un mayor número de ofertas para puestos cualificados en las que el anunciante admite abiertamente que el empleado no va a percibir remuneración económica por su labor, tan sólo adquirirá experiencia en el desempeño de su profesión, algo que ha sido denunciado por Facua porque sin remuneración no se puede hablar de trabajo.

Protegerse de las ofertas falsas

Realmente, salvo estafas muy elaboradas y complejas, la media de estas falsas ofertas de empleo resulta bastante sencilla de detectar siguiendo unos simples pasos que, por supuesto, parten de algo tan básico como usar el sentido común:

  • No existen las ofertas milagrosas, si una oferta parece demasiado buena para ser real (máxime en internet) casi con total probabilidad no será real.
  • Jamás  se debe enviar dinero alguno como parte de una respuesta a una oferta de trabajo
  • Obtener datos personales es una de las principales actividades de los estafadores, hay que manejar con mucho cuidado el envío de estos datos
  • Ante una oferta que nos genere dudas conviene siempre indagar sobre la empresa ofertante y buscar datos de contacto claros (incluyendo direcciones y telefonos comprobables) así como si es posible los datos fiscales públicos de la empresa

También te puede interesar

Tres cosas básicas cuándo buscas trabajo

Cómo elegir bien los canales para buscar trabajo

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *