Publicidad
Publicidad

El espíritu emprendedor en España

Realmente, tal vez, este artículo se debiera haber acompañado en su título de interrogantes, ya que, efectivamente, tras las continuas reformas que ha ido sufriendo sucesivamente el texto de la ley de apoyo a emprendedores, puede surgir la duda sobre si, una apuesta en principio tan seria sobre el emprendedor y el autoempleo, se justifica sobre una base de espíritu emprendedor real.

Para responder esta pregunta podemos, en vez de especular, acercarnos a datos reales. Hace poco la agencia de intermediación Adecco realizaba precisamente una encuesta en este sentido, que concluía con datos interesantes, aunque a la vez un tanto preocupantes. En aquellos datos podemos ver cómo el 69% de los encuestados se manifestaba favorable a la posibilidad de gestionar su propio futuro laboral a través de un negocio o autoempleo. Sin embargo, escasamente un 20% creen que su idea puede ser un caso de éxito, y, quitando un 2,2% que directamente de imposible el éxito de su idea de negocio, prácticamente el 80% manifiesta incertidumbre sobre la posibilidad de que su idea de negocio tuviera éxito.
El espíritu emprendedor en España

  • ¿Tienes madera de empresario?

Entre las causas que motivan esa incertidumbre, la inmensa mayoría atribuyen sus dudas a los problemas que creen se generarían por falta de economía saneada, el resto se divide prácticamente a partes iguales entre los que no tienen confianza en su idea como elemento incorporado al mercado, los que se reconocen demasiado inexpertos, o los que directamente desconfían de su éxito por desconocimiento tanto de los pasos a recorrer para la creación de una empresa, como del posterior desarrollo de la misma.

De hecho, y como último dato que sabemos del estudio de la citada agencia de intermediación, prácticamente el 80% de los encuestados (perfiles entre 18 y 35 años) reconocen no tener contacto ni conocimiento de las posibles ayudas públicas o incentivos para los emprendedores. Y sin embargo vuelven a aumentar los datos de inscritos en el RETA…lo que es otro dato que debiéramos tener en cuenta para responder a esa posible pregunta que planteábamos a partir del título del artículo.

  • Dos cuestiones que justifican explorar el autoempleo

En definitiva, y en análisis inicial (y simple) podemos decir que si nos atenemos estos datos, efectivamente existe un espíritu emprendedor, pero que choca de plano con un nivel de conocimiento muy bajo sobre lo que significa emprender, y que por supuesto se enfrenta a un estado de las cosas en lo económico, que, puede ser cualquier cosa menos bueno para el emprendedor.

 

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *