Bolsamanía

Review de Ratched, la nueva serie de Ryan Murphy para Netflix

Alguién voló sobre el nido del cuco, la película de culto que entró por derecho en la historia del cine y ganó numerosos premios Oscar entre ellos el de mejor película y mejor director, también tuvo el gran mérito de concienciar al público sobre la situación  realmente crítica, vinculada al tratamiento de pacientes con trastornos mentales en estructuras especializadas para su atención.

La obra, extraída de la novela homónima del escritor Ken Kesey, sigue siendo hoy de gran relevancia por la multitud de cuestiones abordadas, entre ellas la omnipresente lucha entre el poder (y quienes lo ejercen) frente a quienes deciden rebelarse contra él. Uno de los personajes más emblemáticos de la película, la enfermera Head Mildred Ratched,vuelve a ser el centro de atención en la nueva serie de Netflix dedicada a ella, capaz de adentrarse en su psique atormentada y su lado más oscuro en una precuela de la película original.

Para coronar el proyecto, tenemos una colaboración que ha aumentado notablemente la curiosidad del público: la formada entre Ryan Murphy como productor del espectáculo y la ganadora del premio Emmy Sarah Paulson como protagonista. Después de haber visto los cuatro primeros episodios ofrecemos nuestras primeras impresiones, esperando a la revisión completa.

La locura del comienzo

La historia comienza en 1947, transportándonos desde los primeros minutos en la vida de Mildred Ratched, una enfermera con un pasado tormentoso que rápidamente se muda a un hospital psiquiátrico por un motivo no especificado (pero que luego nos será revelado con la continuación de los episodios).

Los autores Evan Romasky y Ryan Murphy ciertamente no se detienen a la hora mostrar una violencia visceral , tanto visual como conceptual, capaz de molestar al espectador, quien se verá catapultado a situaciones que a veces son muy perturbadoras.

La trama, con una estructura lineal, sitúa por tanto a la protagonista homónima en el centro de la escena, presentándola de hecho como un personaje profundamente negativo desde el principio, y también jugando a la carta de que veamos cómo es la evolución o el cambio moral de Ratched (típico en lugar de muchos productos basados ​​en los orígenes de personajes oscuros).

La enfermera se nos describe así como un personaje extremadamente astuto y tortuoso. Esta particular característica suya ya se nos muestra desde el primer episodio, en el que la vemos con toda una trama de estratagemas para ser contratada en la estructura psiquiátrica (aunque nadie parece haberla llamado) manejada con mano de hierro por la jefa de enfermería Betsy Bucket (interpretada con más que convicción por Judy Davis)

Mildred, gracias a su envidiable sangre fría, encontrará la fuerza para manipular a las personas que la rodean a su favor , logrando en poco tiempo ganarse la confianza del Dr. Richard Hanover (Jon Jon Briones), al mando de la instalación. Desde el punto de vista rítmico, estos cuatro primeros episodios ofrecen una buena variedad de situaciones, que van desde los rasgos estilísticos del thriller, a lo extraño, a la salpicadura, logrando dar a todo el escenario narrativo un marcado toque de autor. También es bueno el trabajo realizado en la caracterización de los numerosos actores secundarios en el campo, con excelentes estrellas invitadas como Vincent D’Onofrio y Sharon Stone para mover los hilos de un gran grupo de personajes, todos dotados de luces y sombras de comportamiento, capaces de dar a la serie una profundidad estructural adicional.

También nos encontramos con algunas secuencias muy cercanas a las influencias del terror (y desde este punto de vista los fans de series como American Horror Story reconocerán la impronta estilística de Murphy): manteniendo siempre un fuerte vínculo con la realidad, la serie (al menos en lo que se ve en los primeros cuatro episodios) no excluye una puesta en escena impactante y una marcada exaltación de la violencia.

Entre ciencia y barbarie

Si el tema del abuso de poder se utilizó como uno de los (múltiples) motores de la película original, en esta serie se optó por enfocar una dirección a veces análoga, presentándonos sin filtros los brutales tratamientos de salud con los que fueron tratados realmente muchos pacientes enfermos mentales (y también algunos que no estaban tan enfermos como se pensaba). Son numerosos los elementos de reflexión dentro de la serie, incluyendo los relacionados con el deseo de tratar a personas que en realidad están totalmente sanas, capaces de sacar a la luz una sociedad realmente desorganizada e incapaz de comprender el alcance real de determinadas acciones, como por ejemplo el internamiento de personas homosexuales o personas simplemente culpables de ejercer una determinada profesión o llevar un estilo de vida específico.

Desde este punto de vista, muchos espectadores también encontrarán diversas similitudes con obras como Shutter Island , que nos cuenta escenarios en los que ciertas prácticas extremas como la lobotomía eran consideradas en realidad totalmente normales, además de vanguardistas.

Desde este punto de vista, el mismo personaje de Ratched actuará al rescate para algunos pacientes: la protagonista, de hecho, aunque siempre caracterizada por un aura profundamente negativa, en algunos momentos encontrará un rayo de conciencia capaz de ponerla en contraste con la despiadada Betsy Bucket, incapaz (o quizás sí) de considerar ciertos tratamientos médicos como una tortura medieval .

También destaca todo el sector técnico, gracias a una dirección muy cuidada, que se centra en los movimientos de cámara con un fuerte impacto escénico (con un gusto a veces por las simetrías muy cercano al estilo de Wes Anderson) y una fotografía dinámica, capaz de cambiar de repente la paleta de colores de toda la escena para subrayar algunos momentos narrativos particulares.

Los primeros cuatro episodios de Ratched demuestran estar a la altura de las expectativas, gracias a la caracterización en capas de la protagonista, así como a los numerosos actores secundarios. El sector técnico también es verdaderamente notable, salpicado de refinamientos estilísticos. Si la serie logra mantener alto el listón cualitativo incluso en su segunda mitad, podemos encontrarnos frente a un producto excelente, entre influencias dramáticas, thriller y salpicaduras al terror más sangriento.

Escrito por | 20 de septiembre de 2020 | 0 comentarios
Categorias: Critica | Etiquetas: , ,
Ryan Murphy anunció por fin el título y tema de la décima temporada de American
Tras revelar el póster de la décima temporada de American Horror Story, que no llegará
Aunque la espera se va a extender hasta 2021, los fans de American Horror Story pueden disfrutar
Ryan Murphy está poniendo sus ojos en otro asesino notorio: el productor de American Crime
Ryan Murphy les está dando a los fans de American Horror Story una nueva pista

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta