Publicidad
Publicidad

Cosas que debes tener en cuenta sobre el trabajo en casa

Cuando se habla de trabajar desde el propio domicilio debemos lógicamente distinguir entre aquellos trabajos ya existentes que son derivados por las propias empresas al entorno del hogar de sus empleados y la creación de autoempleo que se pueda realizar desde el propio entorno del hogar.

trabajar en casa

El primero de los casos responde a una evolución tanto de los modelos de trabajo como de la tecnología que permite plantear en muchas empresas el hecho de que sus trabajadores desempeñen parte o toda su jornada laboral. Es en el segundo de los casos, cuando se habla de buscar negocio (o empleo) a través de la red que se pueda desempeñar desde el hogar ,en el que nos queremos centrar.

Estrategias en la búsqueda de trabajo por internet

Trabajar desde casa ¿pero hay trabajo?

Lo primero que tenemos que afirmar es que efectivamente en los últimos años han crecido determinados segmentos en los que se realizan periódicamente ofertas de empleo susceptibles de ser las desarrolladas desde el propio hogar. Como veremos más adelante estas ofertas, al menos las más reguladas, tiene mucho que ver con Internet y las nuevas tecnologías, y también responden generalmente a un perfil concreto de usuario que, en general, podríamos definir como freelance, que en el fondo y en el marco de Internet no deja de ser una bonita denominación que enmarca una relación laboral temporal, generalmente no muy bien pagada, y, por supuesto, en su mayoría inestable.

¿Pero no funciona el empleo freelance en la red?

Si. De hecho insistimos, no hace falta más que darse una vuelta virtual por algunas de las principales plataformas de trabajo freelance que ofrecen y reclaman este tipo de servicios, para darnos cuenta que la cosa no sólo ha crecido si no está en crecimiento.

Sin embargo, escarbando un poco más en la realidad de estas ofertas, vamos a encontrar respuestas que apuntalan nuestras afirmaciones anteriores. Se va a tratar generalmente de ofertas temporales, por trabajos terminados y con una enorme competencia en remuneración con el resto de usuarios que deseen tratar de acceder a ese puesto.

Generalmente los perfiles más buscados son los de programadores y diseñadores web, redactores de contenidos, traductores, especialistas en social media…Algunos de los espacios en la red con mayor volumen de estas ofertas y demandas son por ejemplo infolancer  o nubelo entre muchos otros.

¿Y lo de Teleoperador/a?

La explosión de la deslocalización de los call center, que, no nos engañemos, ocurrió mediada la pasada década e incluso antes, generó ciertamente un volumen de oferta interesante en el que se buscaba determinados perfiles (incluso técnicos en algunos casos) de atención telefónica y online al cliente que el trabajador podía llevar a cabo desde su casa.

Dónde buscar trabajo freelance en internet

También es cierto que sigue existiendo un volumen importante de call center deslocalizados en dirección a los hogares de los trabajadores, pero, y sí, aquí empiezan los peros, en primer lugar el resultado de estos servicios de atención durante la última década no sólo ha sido relativamente dudoso sino que de hecho ha generado en muchas ocasiones enormes quejas masivas por parte de usuarios poco satisfechos de un trato excesivamente generalista, en el que, la atención al detalle no resultaba precisamente la más adecuada.

Este hecho, masivo, ha obligado en buena medida a los responsables de grandes servicios de atención telefónica a poner todo su empeño en ofrecer un servicio de mayor calidad, no nos extraña en este sentido como por ejemplo determinadas grandes operadoras telefónicas utilizan en su propia publicidad de marca las bondades de sus servicios de atención al cliente.

ideas de trabajo en casaPor tanto el volumen de oferta  ha disminuido de manera importante, y sin embargo es cierto que siguen existiendo en los canales habituales de ofertas de trabajo en Internet un gran número de propuestas de teleoperadores ¿cómo es posible?. Pues es posible en buena medida porque se confunde el concepto de teleoperador con el concepto (perdónenos el atrevimiento) de telecomercial.

La gran mayoría de ofertas que vamos a poder encontrar hoy en día van precisamente por este último lado. Se trata de empleos que persiguen por ejemplo la concertación de citas para comerciales presenciales, la propia venta telefónica de servicios o productos, etc. En este caso además debemos tener en cuenta que raramente vamos a encontrar ofertas de empleo en este sentido que nos propongan remuneraciones fijas, dependiendo casi siempre dicha remuneraciones de las comisiones pactadas en los contratos.

¿Y lo de montar mecheros? La más grande leyenda urbana del trabajo en casa

Cualquier lector o lectora de más de 40 años va a recordar probablemente aquellos anuncios clasificados (no se crean todavía hoy los insertan) en los que se ofrecía trabajo en el hogar a base de cuestiones como montar bolígrafos, montar mecheros y demás, aunque es cierto que estas dos opciones eran las más habituales.

Si por el motivo que fuere en algún momento este lector de más de 40 años se animó a responder al anuncio, con una probabilidad del 99%, se encontraría con una respuesta en la cual o bien se le solicitaba la devolución de una carta con un número de sellos por un valor determinado en su interior, o, se le informaba que efectivamente se podía poner a su disposición material para montaje a cambio de un precio de coste determinado, en algunos casos ofreciendo opción de recompra una vez montado el tinglado, que, pongámonos un poquito populares, realmente se traducirá en un si te he visto no me acuerdo.

Por supuesto esto se ha trasladado a Internet, proliferan y se multiplican este tipo de ofertas que, es cierto, aún en algunos casos se sigue insistiendo (es lo que las leyendas urbanas tienen) que hay empresas serias que se dedican a este tipo de trabajo, no lo dudamos, puede ser que existan. Sin embargo durante la confección de este artículo en la documentación del mismo hemos revisado un buen número de anuncios recientes insertados en diferentes medios en Internet ofreciendo este tipo de empleos, el resultado es que absolutamente ninguno nos ha generado ningún tipo de confianza, faltando en prácticamente todos los casos a los principios básicos de una oferta de trabajo que presente cierta solidez a priori.

¿No hay nada más?

De la misma manera que la red reproduce todos los elementos de la vida presencial de una u otra manera, por supuesto que vamos a encontrar seguramente mientras navegamos otras posibles ofertas de empleo o ideas de negocio desde casa, y aquí van a predominar cuestiones como los pagos por click, las encuestas, los programas de referidos… en general  debemos emplear el sentido común; una oferta de trabajo o idea de negocio que nos promete grandes ganancias, que no exige cualificación, que propone nuestro hogar como entorno de trabajo, tiene muchas papeletas para ser un fraude, y, con toda probabilidad, si esa misma oferta se nos ofreciera en un entorno presencial dudaríamos de ella desde el primer momento algo que debemos aplicar por supuesto también a la red.

También te puede interesar

Cinco consejos para buscar trabajo de manera correcta en internet

Las malas ofertas de empleo en internet

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *