Publicidad
Publicidad

¿Prestamos atención a nuestra presentación digital?

Cuando se trata de buscar trabajo, se repite y escucha hasta la saciedad cuestiones como la necesidad de tener una presentación del currículum correcta, las formas y el orden en las presentaciones, la actitud en las entrevistas de trabajo… en definitiva queda claro que se debe prestar mucha atención a los detalles en la búsqueda de empleo.

Sin embargo en determinadas cuestiones siempre pueden quedar pequeños hilos sueltos, detalles que, por parecer tan pequeños, no reciben la misma atención que otros, y que también, efectivamente, pueden deteriorar nuestra imagen.

¿Prestamos atención a nuestra presentación digital?

Destacamos dentro de estos detalles una cuestión muy concreta a la que, por supuesto, se debe conceder la importancia que tiene; no referimos a la presentación y nomenclatura de todos aquellos soportes digitales que vayamos a aportar en nuestro currículum, correo electrónico, cuentas de redes sociales, blogs…

Estos datos incorporados a una solicitud empleo son tratados, mirados y revisados con los mismos parámetros que el resto de información, por lo que teóricamente debieran responder a los mismos criterios.

  • Estrategias en la búsqueda de trabajo por internet

En el caso del correo electrónico, hoy por hoy pieza fundamental dentro de los datos a aportar en un currículum, parece fácil entender que un correo electrónico cuya dirección aparezca alejada de las señas de identidad de quien lo presenta puede no ser una buena idea, más aún, un correo electrónico con una denominación bromistica o excesivamente criptica, resulta cualquier cosa menos atractivo para el reclutador.

Lo anterior se puede aplicar perfectamente a las cuentas de redes sociales o los blogs, elementos que como sabemos son un buen apoyo para una buena presentación de solicitud laboral.

¿Qué cuentas de correo son más adecuadas?

Si no la poseemos ya, no es desde luego ninguna mala idea crear una nueva cuenta de correo  electrónico asociada a cuestiones como la búsqueda de empleo, o, realmente, cualquier tipo de comunicación sería que deseemos establecer.

Los datos del nombre de esta cuenta debieran en la medida de lo posible reflejar nuestro nombre y apellidos, o en todo caso, un acrónimo reconocible asociado a los mismos, tratando en lo posible de huir de la asociación de números y letras que en muchos casos se da en las cuentas de correo gratuitas.

Si se desea complementar con redes sociales este nuevo perfil, lo idóneo, por aquello de la uniformidad en la presentación, debiera ser acudir al mismo nombre de denominación del correo electrónico.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *