Publicidad
Publicidad

¿Llegarán los “mini empleos” para quedarse?

El término de moda en pleno tiempo de crisis: “los mini jobs”, denominados en España como mini empleos o mini trabajos, son una medida contra el desempleo que ya ha sido impuesta en otros países occidentales como es el caso de Alemania, donde proporcionan empleo a unos 4,6 millones de personas en la actualidad.

 Hasta este momento, los resultados derivados de los mini trabajos han sido positivos en cuanto a reducción de las listas de parados en otros países y actualmente podría ser una de las medidas adoptadas por España para salir de su situación de desempleo actual.

¿A qué se le llama “mini empleos” o ” mini trabajos”?

Son pequeños empleos que abarcan pocas horas de trabajo y proporcionan un salario de 400 euros como remuneración mensual máxima. En el caso de los mini trabajos, la cuota pagada por las empresas  a la Seguridad Social es menor, por lo que esta medida les beneficia ya que ahorran costes si tenemos en cuenta las condiciones de los contratos habituales, donde las empresas tienen que pagar un salario mayor por un contrato de media jornada.

Si bien es cierto que los trabajadores empleados en mini trabajos no pierden sus derechos fundamentales como puede ser el derecho a las vacaciones remuneradas, cabe destacar que su aportación económica a los impuestos públic0s no es muy significativa.

 Es por este motivo que los empleados de mini trabajos que deseen ampliar las coberturas de bajas laborales y jubilación, deberán aportar un 4,5% más de sus 400 euros voluntariamente.

 En un principio, los mini trabajos  fueron enfocados hace una década a proporcionar trabajo a mujeres que querían trabajar en el tiempo que no les ocupaban las tareas del hogar así como otros trabajadores que tenían como objetivo incrementar sus ingresos.

Luego, con el tiempo y adaptándose al dinamismo de la economía y el mercado labora, los mini trabajos fueron solicitados por otros sectores de la población. En Alemania hoy en día los mini trabajos son ocupados por un 25% de los ciudadanos.

 La ventaja que pueden ofrecer los mini trabajos a nivel personal es la posibilidad de compatibilizarlos con otros trabajos u otras opciones positivas para evolucionar personalmente en la actual situación de crisis. De esta manera cuentan con la posibilidad de compensar los mini trabajos con otras actividades.

Por ejemplo, pueden combinarse como ya hemos mencionado anteriormente, con la formación.

Tanto para aquellos profesionales que tengan ocupadas unas horas trabajando como para aquellas que se encuentran en total situación de desempleo, realizar cursos relacionados con su área profesional siempre será una decisión acertada, pues actualmente es tiempo de prepararse para llegar a lograr los objetivos profesionales y estar preparado para el mercado laboral cada vez más competitivo.

 En este caso, los mini trabajos no suponen ningún impedimento para desarrollar paralelamente acciones formativas.

Si bien este nuevo término no ha sido muy amigo de los sindicatos y muchos trabajadores, parece ser una pronta salida o bien, un alivio a la situación de desempleo en la que España se encuentra sumergida. Pronto sabremos si los “minijobs” son aceptados por el gobierno, y/o buscará medidas alternativas para salir del desempleo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *