Publicidad
Publicidad

Dos cuestiones que justifican explorar el autoempleo

No vamos a reiterar en este artículo datos perfectamente conocidos por el lector cómo la enorme tasa de paro, y dentro de ella la tasa de paro juvenil que es verdaderamente aterradora, ni situaciones reiteradas cientos de veces cuando nos planteamos cuestiones como el autoempleo, situaciones como la dificultad de financiación, o los trámites de creación de una empresa, de todo ello hemos hablado y sin duda seguiremos hablando.

En este caso queremos acercarnos desde una perspectiva diferente a la posibilidad de explorar el autoempleo como opción de acceso al mercado laboral, habida cuenta de la situación indicada en el párrafo anterior y por supuesto de la escasa oferta de empleos, combinación esta que, sin duda, hace que emprender tenga que ser una opción muy a considerar.
Dos cuestiones que justifican explorar el autoempleo

Tienes una idea: tienes un proyecto

Si analizamos los casos de éxito de emprendedores dentro del segmento del micro empleo en los últimos años en nuestro país, veríamos sin duda una cuestión reflejada una realidad que aplicada a todos los períodos cíclicos de crisis, se convierte en máxima; una buena idea, una idea diferencial, es un punto de partida más que interesante a la hora de tratar de emprender y crear nuestro propio puesto de trabajo.

  • ¿Prestamos atención a nuestra presentación digital?

Solemos siempre partir de cuestiones tangibles como la financiación, los costes, los trámites, cuestiones que efectivamente son fundamentales y que al final determinarán si podemos o no lanzarnos al autoempleo, sin embargo todo esto son cuestiones laterales que, importantes, no dependen exclusivamente de nosotros, de nosotros dependen las ideas y si las tenemos debemos aferrarnos a ellas de manera total.

Encajar en la realidad

Existe una tendencia por inercia a tratar de emular los casos de éxito, esto no es malo en sí mismo, sin embargo tampoco es un motivo suficiente como para justificar nuestro esfuerzo; si no poseemos una idea original diferencial, y, deseamos agarrarnos a un caso de éxito aplicado a nuestro entorno inmediato, tan importante o más que ese desarrollo  de idea que citábamos en el título anterior, resultará el hecho de encajar en la realidad es el caso de éxito al que queremos ceñirnos, y cuando hablamos de encajar en la realidad, por supuesto hablamos de nuestra realidad inmediata; muchas buenas ideas de negocio basadas en casos de éxito se pierden por el mero hecho de no valorar su desarrollo de manera profunda en el entorno inmediato en el que se instalan. Sin embargo si somos capaces de definir este encaje en el mundo real tanto de nuestras ideas propias como en los casos de éxito los que queremos basarnos, ahí tenemos otro trampolín al autoempleo.

  • El crecimiento del teletrabajo

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *