Publicidad
Publicidad

Buscar trabajo presente y futuro en las redes sociales

Empleo y redes sociales

Las redes sociales y demás medios online son una gran oportunidad de encontrar trabajo; y no sólo hay que usarlas cuando estamos en el paro y necesitamos trabajar. Incluso cuando tenemos un buen trabajo, potenciar nuestra red de contactos, crear contenido relacionado con nuestra formación y ayudar a otros a encontrar empleo es una extraordinaria forma de mejorar nuestra empleabilidad. Y la mejor forma de buscar trabajo es prepararse para el futuro.

Medios online para buscar trabajo

Las siguientes redes sociales generalistas y específicas no son ni las únicas ni, necesariamente, las mejores. Pero son las que yo uso y mejores resultados me han dado:

  • LinkedIn: actualmente la red social profesional con más usuarios activos. Sin lugar a dudas uno tiene que estar en ella y interactuar con personas que se dediquen a la selección de personal y profesionales del sector en que nos intereses trabajar. Si no tenemos un CV online, nuestro perfil completo en LinkedIn puede funcionar como tal. Tenemos que completar adecuadamente nuestra formación y experiencia, y buscar recomendaciones de gente que haya trabajado con nosotros y nos conozca.
  • Xing: su uso es similar al de la anterior plataforma. Es la red de éxito en Alemania, si bien tiene mucha aceptación en el resto de países, incluido el nuestro. Es interesante unirse y participar en los grupos afines a nuestra carrera.
  • Twitter: la viralidad de los contenidos junto a su limitación a 140 caracteres hace de Twitter una magnífica herramienta para compartir y seguir contenidos interesantes. No se debe poner continuamente que buscamos empleo, hay que ser sutil. Tampoco es recomendable abusar de los mensajes privados. Lo mejor es retweetear lo interesante de la gente a la que seguimos para que sepa de nosotros, además de buscar y compartir enlaces interesantes de temática relacionada con el empleo que buscamos. Importante tener foto y completar adecuadamente la Bio.
  • Facebook: podemos utilizar esta red social con más de 500 millones de usuarios de forma profesional; si no controlamos adecuadamente la configuración de privacidad, sin poner fotos o comentarios demasiado personales. De todos modos recomiendo familiarizarse con la privacidad, ya que es posible combinar contenido personal y profesional, si sabemos limitar el acceso a ambos. Por ejemplo, yo tengo determinados álbumes de fotos personales que sólo mis allegados pueden ver.
  • Google +: esta herramienta social parece que puede consolidarse como la triada de las redes generalistas. En determinados aspectos combina la viralidad de Twitter con la capacidad de compartir contenidos más amplios de Facebook. Los círculos son una forma sencilla de seleccionar las personas que verán determinada información.

Importante, en todas, poner una foto profesional (la del último Carnaval olvidadla) y completar adecuadamente el perfil. No recomiendo poner “estoy parado” o similar, mucho mejor términos como “en búsqueda activa de empleo” o “entre trabajos”. Y no abusar de los mensajes de búsqueda de empleo, mejor ser subliminal y compartir conocimientos, además de buscar empleo.

Plan de actuación en las redes

Hay que tener en cuenta dos ideas centrales a la hora de buscar trabajo en el ecosistema social de la Red:

  1. Tenemos que adaptarnos a cada red social y conocerla. Si bien cada una tiene sus reglas específicas, la estrategia debe combinarlas todas.
  2. No sirven para encontrar empleo en una semana. Hay que tener mucha paciencia, dar y recibir conocimiento y contactos.

En cuanto al plan de actuación, trataré de dar unas pautas sencillas:

  1. Usar uno de los perfiles como CV online. Recomiendo LinkedIn, con el perfil más extenso y trabajado. Enlazar éste en las firmas de todos nuestros correos electrónicos y comunicaciones online. Usar como web en la Bio de Twitter, en el perfil de Facebook y Google +.
  2. Combinar las diferentes plataformas adaptando el contenido a su idiosincrasia particular. Hay herramientas para que lo que publicamos en una red se replique en las demás, que debemos usar cuando lo que decimos es interesante para todos.
  3. Compartir enlaces de otras personas que tengan que ver con el sector en que buscamos empleo.
  4. Crear un blog en el que creemos contenido específico relacionado con nuestra experiencia profesional, que después compartiremos en las redes sociales. Hay herramientas gratuitas y sencillas para ello, como Blogger o WordPress. En un principio sería suficiente con comentar noticias del sector, para más adelante ampliar los contenidos con ideas propias.
  5. Usar los grupos de LinkedIn, Xing, los contactos de Twitter, Facebook y Google + para organizar un encuentro real. El Networking aumenta exponencialmente nuestras posibilidades de encontrar empleo si conocemos en persona a nuestros contactos.

La idea es estar en todos lados de la Red sin resultar molesto. Hablar de nuestras capacidades y conocimientos sin gritar. Tenemos mucho que ofrecer y lo demostraremos, sin prisa pero sin pausa. Cuando y donde un reclutador busque candidatos para un empleo, nosotros estaremos allí.

No esperes más, empieza a trabajar para tu trabajo, presente y futuro.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *