Publicidad

4 preguntas comprometidas en una entrevista de trabajo

Lo normal en una entrevista de trabajo suele ser hablar de cosas relacionadas con el trabajo y la formación del solicitante, o en su defecto, sobre temas generales como comentar las noticias, hablar de fútbol o tocar por encima los gustos y aficiones del entrevistado. Aun así, hay entrevistadores que van un paso más allá, haciendo preguntas relacionadas con la vida íntima de la persona. Estas preguntas pueden ser muy incómodas, ya que vemos nuestra intimidad en desprotegida. Bien es cierto, que para las generaciones de hoy en día vida personal y trabajo se mezclan con mucha frecuencia. Ya no es como antes, cuando los problemas del trabajo se quedaban en el trabajo, ahora nos los llevamos a casa, y más aun si trabajamos desde casa.

Con lo cual, es cada vez más usual que en la entrevista de trabajo nos hagan estás cuatro preguntas comprometidas, sobre todo siendo mujer. Amy E. Feldman, consejera general de The Judge Group, Inc. y coautora de varios libros relacionados con el tema nos ayudará a dar las siguientes respuestas:

entrevista-de-trabajo

¿Qué has estado haciendo en los últimos años?

Aunque a primera vista parece una pregunta inocua, puede ser un arma de destrucción masiva, especialmente si durante los últimos meses o años te has dedicado a criar a tus hijos o a llevar la casa adelante.

Si este es tu caso, se sincero, di la verdad. Ocultar la realidad no ayudará en este caso, porque antes o después correrás el riesgo de que salga a la luz. De todas formas, indica cualquier tipo de actividad adicional que hicieses aparte de sacar tu familia adelante, como por ejemplo trabajos de voluntariado, o estar apuntado en algún grupo de deporte; lo que sea. Si no has tenido la oportunidad de hacer nada aparte de dedicar todos tus esfuerzos a tus hijos se sincero, pero demuestra la dedicación que has tenido para con ellos y demuestra que es la misma dedicación con la que afrontas este nuevo reto de volver al plano laboral.

¿Estás casada?

Es una pregunta que hoy en día tiene poca enjundia. Ya que se puede vivir con alguien y tener hijos son estar casado, o se puede estar casado y tener vida de soltero. Con lo cual, no debería ser una cuestión relevante para el entrevistador, con lo que puedes responderle con algo como “¿Hay que estar casado para desempeñar esta labor?” y así volver al hilo de la conversación que estabais manteniendo. De todas formas, si no te molesta responder, suele ser mejor dejar las cosas claras desde el principio, sino, lo más seguro es que se creen cotilleos en torno a tu estado civil. Además, tenemos que pensar que la persona que lo pregunta lo hace con la mejor de las intenciones y sin querer molestar, con el mero interés de conocer al entrevistado más allá de su vida laboral.

¿Planeas tener un hijo?

Tengamos en cuenta que cuando un entrevistador hace estas preguntas tenemos que asumir que las hace con la mejor de las intenciones, pero como no deja de ser un tema delicado, lo mejor es dar una pequeña respuesta y cambiar de tema. Respuestas como “Mi familia tiene el tamaño perfecto ahora mismo” pueden ser útiles para salir del paso.

¿Cuál es la ocupación de tu pareja?

Según la experta Amy E. Feldman, esta pregunta es totalmente irrelevante en una entrevista de trabajo. Además, según la experta sería raro que a un hombre le hiciesen esta pregunta.

De todas formas, al hacer la entrevista de trabajo no debemos preocuparnos de si esta o aquella pregunta son legales o procedentes, nuestro objetivo es conseguir el trabajo, y tenemos que pelear por ello sea como sea.

Si te interesa el tema, aquí te dejamos dos artículos más sobre cómo contestar a las preguntas:

  • El método STAR para las entrevistas de trabajo
  • Entrevista de trabajo: cómo responder a las preguntas técnicas
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *