Publicidad
Publicidad

Contratos a tiempo parcial y prestaciones (I)

 Hace tan sólo unos pocos días en este mismo espacio nos referíamos al trabajo a tiempo parcial estacional, según determinadas campañas del año, haciendo referencia de manera específica la campaña de Navidad, y, desafortunadamente, constatando que las contrataciones a tiempo parcial y temporales para dicha campaña navideña también van a reducirse durante el presente año.

Aún así y sobre todo dentro de sectores como el comercio o el marketing directo, la campaña navideña trae consigo la posibilidad de que personas en desempleo cuya principal actividad tristemente en estas fechas es la de buscar trabajo, podrán encontrarse con una oferta de trabajo temporal, por cuenta ajena y, no a tiempo completo sino a tiempo parcial.

Para aquellas personas que se encuentran buscando empleo y que no disponen de subsidios o prestac

iones probablemente cuando se encuentren en este tipo de propuestas habrá pocas dudas, sin embargo en aquellos que sí se encuentran persiguiendo un subsidio o una prestación puede llegar a surgir la duda al tratarse como decimos de empleos temporales a tiempo parcial, una duda que evidentemente planea sobre la reacción de las prestaciones o subsidios una vez finalizado el trabajo o durante el mismo.

Vamos a tratar por ello de explicar el comportamiento de estas prestaciones y subsidios en relación a este modelo de trabajo que, como ya sabemos, es muy propio tanto de la campaña de Navidad como de la campaña de verano, aunque, es cierto, cada vez en mayor medida y por las propias circunstancias del mercado laboral de nuestro país se extiende a todos los meses del año.

En primer lugar debemos distinguir dos grandes grupos a la hora de analizar las repercusiones de aceptar un contrato temporal a tiempo parcial mientras se percibe una prestación o subsidio, por un lado quienes perciben las prestaciones contributivas, aquellas que son cotizadas en la seguridad social, y por otro lado quienes perciben los subsidios de desempleo.

Como veremos el comportamiento aunque puede ser similar no es el mismo y en algunos casos se nos brindan más de una opción ante la misma situación, algo que, sin duda, debe hacer que el usuario reflexione buscando la mejor de las posibilidades para sus intereses.

En el caso de los usuarios que reciben prestaciones contributivas de manera previa a la aceptación de un contrato a tiempo parcial son dos las principales opciones que el usuario en esta situación por las que va a poder optar, por un lado, y de manera directa, la interrupción del cobro de la prestación, y, por otro lado, el hecho de compatibilizar el cobro de dicha prestación con el trabajo a tiempo parcial.

Ambos casos como veremos en el próximo artículo responden de manera diferente por lo que, como decíamos anteriormente, deberán ser estudiados al máximo por el usuario buscando aquel que más se ajuste a su realidad no sólo inmediata sino a medio plazo.

Imagen 1 y 2: philcampbell flickr creative commons // randz flickr creative commons

 

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *