Hachazo del BCE al PIB de la Eurozona: solo crecerá un 1,1% en 2019

También ha recortado drásticamente sus previsiones sobre la inflación

Virginia Mora
Bolsamania | 07 mar, 2019 14:53 - Actualizado: 15:50
ep economia- la rebajalos pronosticosla proxima reunionbce aplazaa
Economía.- La rebaja de los pronósticos en la próxima reunión del BCE aplaza a aArne Dedert/dpa - Archivo

El Banco Central Europeo (BCE) ha publicado este jueves sus proyecciones económicas del mes de marzo. El 'hachazo' ha superado cualquier previsión realizada por el consenso de mercado, de forma que ahora la entidad que preside el italiano Mario Draghi estima que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la Eurozona será del 1,1% en 2019, frente al 1,7% previsto el pasado mes de diciembre. Para 2020 lo rebaja al 1,6% (desde el 1,7% anterior) y, para 2021, se mantiene en el 1,5%.

Según ha explicado Draghi en rueda de prensa, "los riesgos que rodean la perspectiva del crecimiento de la zona euro siguen sesgados a la baja", y eso se debe a la "persistencia de las incertidumbres" relacionadas con los factores geopolíticos, la amenaza del proteccionismo y las vulnerabilidades en los mercados emergentes, que dejan huella en la confianza económica. No obstante, el banquero italiano ha remarcado que "la expansión de la zona del euro seguirá apoyándose en condiciones de financiación favorables, aumento del empleo y aumento de los salarios, y la expansión en curso -aunque algo más lenta- de la actividad mundial".

Así ha explicado el recorte que el BCE ha acometido a sus previsiones para el PIB de la Eurozona, y que se ha repetido en el caso de las proyecciones sobre la inflación. Ahora el banco central proyecta que este año la tasa de inflación sea del 1,2%, cuando hace apenas tres meses esperaba un 1,6%. Y la 'foto' se repite tanto para 2020 como para 2021. Para el año que viene, el BCE augura una inflación del 1,5%, frente al 1,7% anterior, mientras que para 2021 las previsiones caen dos décimas al pasar del 1,8% proyectado en diciembre al 1,6% de la reunión de marzo.

hachazo bce prevision crecimiento

Draghi, que ha reconocido la sensible desaceleración del crecimiento de la zona euro que se produjo en 2018 continuará este año, ha vuelto a pedir a los países del bloque comunitario que hagan reformas estructurales para aumentar la resiliencia, reducir el desempleo estructural y aumentar la productividad y el potencial de crecimiento de la Eurozona. Y es que, como ha dicho el presidente del BCE, "nuestras decisiones incrementan la resiliencia de la economía, pero no podemos arreglar los factores que nos fuerzan a tomar estas decisiones". Como ejemplo, ha citado el proteccionismo y el Brexit.

Tras eso, el banquero italiano, que abandonará la presidencia del BCE el octubre sin haber acometido la prometida subida de los tipos de interés (la entidad, que proyectaba el aumento para después del verano, lo ha retrasado a finales de 2019, aunque Draghi ha reconocido que se ha discutido la opción de "aplazar el inicio de la salida de tipos negativos a marzo de 2020", aunque al final se ha optado por el 'camino de en medio'), ha asegurado que la guía a futuro es flexible y se basa en datos macroeconómicos. "Hemos cambiado el calendario de la guía de futuro basándonos en los datos que tenemos a día de hoy: nuestro calendario se basa en datos macro y es flexible", ha explicado.