Publicidad

Qué es un despido objetivo

Siempre es un buen momento para conocer nuestros derechos laborales, y más cuando se dan tantas situaciones de despidos injustos y lamentables.

Cuando finaliza la relación laboral entre trabajador y empresa, por causa de un despido, suele estar motivada por múltiples circunstancias. algunas garantizarán ciertos derechos en unos casos, pero también pueden suponer la pérdida de muchos otros. Por lo tanto, las características de un despido objetivo pueden desencadenarse por razones que se atribuyen a la empresa o al trabajador en cuestión, y ahora vamos a contarte las distintas causas que existen para que esto pueda ocurrir.

Detalles de un despido objetivo

Un despido motivado por causas objetivas, aparece completamente detallado en el Estatuto de los Trabajadores, en el artículo 52. Los motivos que lo justifican, son los siguientes:

  • Considerar el hecho de que no eres apto para un puesto, sobrevenido con posterioridad a la colocación efectiva en la empresa.
  • Porque no te adaptes bien al puesto de trabajo. La empresa debe haberte ofrecido formación previa para que puedas adaptarte y deberán transcurrir al menos dos meses desde que se haya modificado el puesto.
  • Cuando se produzcan alguna de las causas para el despido colectivo, pero afecte a menos empleados.
  • Por faltar al trabajo, aunque sea de una forma justificada pero intermitentes, que alcancen al menos el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos. Siempre y cuando el total de las faltas sea de asistencia en los doce meses anteriores alcance el 5% de las jornadas hábiles, o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses. En este punto aclara el ET que no se considerarán faltas de asistencia las ausencias debidas a huelga, las que conlleva la representación legal de los trabajadores, accidente de trabajo, maternidad, riesgo durante el embarazo y la lactancia o enfermedades relacionadas, enfermedad o accidente no laboral con una duración de más de 20 días consecutivos, ni las motivadas por la situación física o psicológica derivada de violencia de género o una enfermedad grave como el cáncer.

Descubre todo lo que debes saber sobre los despidos improcedentes

 

DESPIDO OBJETIVO

 

Derechos de los que disponemos ante un despido objetivo

Es muy importante tener conocimientos generales sobre los derechos que te amparan ante un despido, antes de que se pueda producir, ya que el bloqueo emocional que te produzca la desagradable noticia, puede impedirte reaccionar de forma favorable a tus intereses. Por lo tanto, algunos de los derechos que debemos hacer valer ante un despido objetivo, son los siguientes:

  • Debes recibir una comunicación por escrito donde quede reflejada la causa del despido.
  • Deben poner a tu disposición la indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de doce mensualidades.
  • Tienes derecho a una licencia de seis horas semanales con el fin de buscar un nuevo empleo.
  • Te concederán un plazo de preaviso de 15 días, desde la entrega de la comunicación personal, hasta la extinción del contrato de trabajo.

Este tipo de despido resultará nulo si se dan alguna de las siguientes circunstancias:

  • Por maternidad o similar, riesgo o enfermedades derivadas.
  • Embarazo o excedencia por el cuidado de un familiar.

Es muy importante en cualquier caso saber cómo proceder ante el despido.

Qué hacer en caso de un despido objetivo

Es fundamental tener en cuenta una serie de cuestiones para no perder ningún tipo de derecho por no cumplir con los plazos u otro tipo de formalidades.

Debes recopilar y revisar la información que acompaña al despido y que deberá entregarte la empresa. Revisa la carta de despido y asegúrate de que aparezca claramente indicada la causa del despido, junto con la fecha del mismo, ya que este documento es vital para garantizar que se ha cumplido con la exigencia de los 15 días del preaviso que hemos mencionado anteriormente. También es posible que la empresa opte por pagar esos 15 días.

Además, revisa las cantidades de liquidación del contrato, también conocido como finiquito. En él, deben aparecer los días del mes trabajados hasta el mismo momentos del despido y la parte correspondiente a la paga extra y las vacaciones de las que no hayas podido disfrutar.

Comprueba también que te han entregado la indemnización correspondiente, en el caso de un despido objetivo, serán 20 días por año trabajado.

Es importante solicitar el certificado de empresa.

Por último, en caso de que no estés de acuerdo con las causas del despido, puedes iniciar los trámites para presentar una demanda. Este plazo no puede exceder los 20 días desde el momento del despido.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *