Publicidad
Publicidad

Lo que cuesta el paro

 

En muchas ocasiones, y máxime desde que hemos ido superando una tras otra barreras psicológicas millonarias de personas en desempleo que buscan trabajo, surge a nivel coloquial la conversación que gira en torno a los costes reales del desempleo en nuestro país, desde diferentes perspectivas, pero, por supuesto también desde la perspectiva de las prestaciones por desempleo.

Y lo cierto es que, como ya es del dominio público, la seguridad social a fecha de hoy no es capaz de autocomplementar el coste de estas prestaciones, y ha de recurrir cada vez en mayor medida a paquetes de crédito del gobierno, que, ayuden a estabilizar estos costes, como el recientemente aprobado por el gobierno en un suplemento de crédito de 5.850 millones de euros.

  • Las tendencias del trabajo estacional en el verano 2014

Lo que cuesta el paro

A fecha de hoy, se calcula que los gastos que las prestaciones en desempleo vienen a suponer se sitúan en el entorno de los 2.500 millones de euros mensuales. Si tomamos este dato como válido, y lo cruzamos con los 27.000 millones de euros presupuestados el inicio para el presente ejercicio, podemos comprobar que efectivamente en ese presupuesto no se cubren los gastos generados.

De todo esto se puede deducir que, aquella reducción del 6,3% con respecto a  2013 en el presupuesto que es la que genera los citados 27.000 millones, se queda corta, y todo esto a pesar de los recortes, por ejemplo el recorte de las prestaciones a partir del sexto mes. Aun así, el gobierno deberá hacer frente como contribución al menos con una cifra superior a los 10.300 millones de euros.

En los datos aportados de enero a mayo, las prestaciones de los servicios públicos de empleo en nuestro país destinadas al desempleo alcanzaban los 13.176 millones de euros; en sintonía con las cifras que indicábamos al comienzo del artículo y que hacen como vemos muy difícil el cumplimiento de las previsiones, a pesar de que, efectivamente, el balance de enero a mayo resulta inferior al del mismo periodo 2013, pero, es una reducción muy leve, escasamente un 1%.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *