Publicidad
Publicidad

Las opciones del teletrabajo (II)

Las opciones del teletrabajo (II)

Proseguimos con la serie de artículos dedicados al teletrabajo que, como ya indicábamos en el anterior artículo, se está convirtiendo en una opción realmente apreciable e interesante para un buen número de personas que tratan de acceder al mercado laboral en un situación que como sabemos resulta realmente difícil encontrar trabajo.

Dejábamos el artículo anterior en la división dentro del teletrabajo en dos grandes grupos; el trabajo por cuenta ajena y el trabajo por cuenta propia, centrándonos en primer lugar en el trabajo en por cuenta ajena.

Tras analizar por encima las características generales de este tipo de trabajo vamos a centrarnos en las posibilidades más comunes hoy en día.

Probablemente es el sector del marketing el que más posibilidades de empleo en el hogar por cuenta ajena está generando hoy en día. Debemos entender que se entiende el marketing en el más amplio sentido de la palabra ya que una de las grandes bazas de estas propuestas de trabajo reposa en las campañas publicitarias realizadas desde los propios domicilios de los empleados, entrando aquí en juego segmentos como las encuestas, la publicidad a llamada fría o planificada y, también, la atención telefónica sobre campañas o servicios puntuales, derivando de manera más especializada a los soportes técnicos, muy potenciados gracias al tremendo avance de las nuevas tecnologías.

Las opciones del teletrabajo (II)

Estas mismas herramientas han permitido también el traslado del trabajo a domicilio de actividades como la administración y contabilidad, los trabajos burocráticos de oficina o, también ganando terreno, la atención de servicios de asistencia y servicios, que conectan de manera directa con los diversos elementos que forman parte de la red de servicios ofrecida que, a su vez, también ejercen de manera deslocalizada o autónoma.

En el apartado positivo desde el punto de vista del trabajador, nos encontramos ante el hecho de desarrollar el trabajo desde nuestra propia vivienda, lo que sin duda ahorra costes y puede además compatibilizarse en buena medida con otro tipo de tareas, en el plano menos positivo nos vamos a encontrar por regla general con propuestas económicas bajas, que tal vez en una comparativa con puestos de trabajo similares desarrollados en un centro de trabajo al uso pueden suponer un descenso de salario sensible.

Por otra parte, no podemos obviar, que nos encontramos ante un modelo de trabajo que se puede prestar a la picaresca, con ofertas de trabajo sumergido en el cual el trabajador, como ya sabemos, no dispondrá de contratos legales de trabajo o será contratado con contratos inferiores en garantías y prestaciones a la labor profesional que desarrolla, por lo que, sin duda, deberemos estar muy atentos al modelo de contrato y empleo que a tal efecto se nos puede llegar a ofrecer.

Imagen 1 y 2:  Bitman flickr creative commons // timparkinson flickr creative commons

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *