Publicidad
Publicidad

El método STAR para las entrevistas de trabajo

entrevista-de-trabajoEn una entrevista de trabajo se pueden dar diversos escenarios: puede que la reunión sea muy seria, o por el contrario, puede que sea muy coloquial. Al fin y al cabo, el entrevistador lo único que quiere averiguar es como actuaría el entrevistado en su puesto de trabajo ante distintas situaciones. Para ello, el entrevistador empieza a preguntar al trabajador en potencia sobre situaciones que pudieran haber ocurrido en el pasado, ya que se supone que conociendo las reacciones que tuvo esa persona en el pasado se puede imaginar cual será el comportamiento de dicha persona en el futuro.

Para hacerse una idea del patrón de comportamiento que tiene el futuro empleado, el entrevistador puede plantear diversas preguntas relacionadas con el pasado del entrevistado; como por ejemplo, cosas relacionadas con la infancia, la vida escolar o las aficiones que tiene uno. Precisamente en esas preguntas es donde hay que extremar la precaución, dado que el reclutador puede comenzar a desarrollar una conversación aparentemente coloquial y previa a la entrevista cuando en realidad ya nos están evaluando.

Pillarte desprevenido

Es posible, por ejemplo, que el reclutador empiece a preguntar sobre el programa de televisión de moda, y seguido, preguntar sobre que pasa si otro miembro de la familia quiere ver otro canal de televisión, vamos, la típica disputa por el mando a distancia. En ese momento el entrevistador estará evaluando el comportamiento del futuro empleado  ante un conflicto que podría darse en el puesto de trabajo.

El método

El método STAR puede ayudarte a afrontar algunas preguntas que el reclutador te pregunta con la intención de conocerte más a fondo. El término STAR es la suma de las iniciales de Situación, Tarea, Acción y Resultados, claves que te ayudarán a responder correctamente en una entrevista de trabajo. Con lo cual, cuando te pregunten algo ve explicándolo paso por paso:

  • Situación:  ¿Qué pasó? ¿Cuando? ¿Dónde? ¿Cómo? Es decir, tienes que ser lo más concreto posible a la hora de acotar la situación.
  • Tarea: es el rol que tenías a la hora de intentar solucionar el conflicto:  la función que tú tenías que llevar a cabo dentro de esa situación para lograr tu objetivo.
  • Acción: tienes que contar lo que hiciste para resolver tú situación de la manera más beneficiosa posible. La más beneficiosa para tus objetivos claro está.
  • Resultados: se refiere a los objetivos que cumpliste mediante tu acción.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *