Publicidad
Publicidad

El crecimiento del teletrabajo

Como en muchas otras cosas, en lo que se refiere al trabajo, Internet se puede convertir en un cajón de sastre de opiniones, todas ellas fundamentadas, todas ellas con visos de realidad, y sin embargo en muchos casos diametralmente opuestas.

En estos últimos años mucho se está especulando sobre el crecimiento del trabajo en Internet, en algunos casos incluso aportando cifras que, realmente, pasado el tiempo, se nos antojan excesivamente abultadas, como aquellas que nos indicaban que el trabajo en Internet crecía a una tasa anual por encima del 50%, unas previsiones tan sólo de hace tres o cuatro años.
¿De verdad crece el teletrabajo?

¿Pero crece de verdad el teletrabajo?

Es indudable que alrededor de Internet se encuentra uno de los pocos focos de crecimiento de empleo, sin embargo la pregunta que encabeza este artículo no tiene una respuesta sencilla.

No está plenamente demostrado, ni en datos ni en evidencias, el crecimiento de nuevos empleos de trabajo a través de Internet en el hogar. En muchas ocasiones confundimos a la hora de enfocar el trabajo en Internet (el teletrabajo) con el trabajo alrededor de Internet, un espacio en el que sí, efectivamente, en los dos últimos años se han generado nuevos nichos de ofertas de empleo a través por ejemplo simplemente de la necesidad de adaptación a los nuevos dispositivos móviles y sus prestaciones por partes de las empresas, sin embargo, esto no tiene por qué mantener (y de hecho no mantiene) una relación directa con el aumento del teletrabajo.

  • Estrategias en la búsqueda de trabajo por internet

Las nuevas opciones

Por otro lado si es cierto que en buena medida cada vez más empresas plantean aparte de sus plantillas la posibilidad de desarrollar parte o todo su desempeño laboral en el ámbito de sus propios hogares, obviamente las nuevas tecnologías de la comunicación posibilitan entornos laborales externos a las propias empresas que reducen costes y en muchos casos maximizan la producción; sin embargo aquí tampoco podemos hablar realmente de un crecimiento de nuevas ofertas de empleo, ya que muchas de estas opciones pasan por trabajadores ya previamente contratados.

En definitiva, no podemos negar que el trabajo en el hogar a través de la red ha mantenido un crecimiento notable en cuanto al número de personas que no ponen en práctica, sin embargo ni estamos aún ante un sistema de trabajo totalmente desarrollado, ni, por supuesto, ante unas tasas de crecimiento tan espectaculares como las que se preveían hace tan sólo cinco o seis años.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *