Publicidad
Publicidad

5 reglas para no desentonar en eventos públicos

El consejero delegado de la Escuela de Protocolo, Gerardo Correas, insiste en que la imagen y las formas mostradas por los anfitriones de un evento nunca pasan inadvertidos para los asistentes. Dice que todo el trabajo que conlleva un acto promocional o institucional habrá sido en vano si el invitado sale del mismo con mal sabor de boca. Sensaciones como la eficacia, la profesionalidad, la calidad, el trabajo bien hecho y la competitividad se transmiten mucho mejor si se utilizan técnicas organizativas profesionales.

1357424700_469855404_15-Mirage-eventos-sociales-empresariales-En palabras de este experto, un evento nunca será un éxito si no se presta atención a diez asuntos clave:

  • La imagen del directivo

La primera impresión es la que cuenta, y el directivo es el máximo representante de la empresa. Todo cuenta, desde la forma de vestir hasta sus gestos o actitud. Un directivo aparte de ser bueno en su campo debe de ser bueno relacionándose con el público; tiene que saber trasladar la excelencia de su trabajo a los demás. El que sabe o hace algo y no lo cuenta es como si no lo supiese o no lo hiciese.

  • La empresa es la anfitriona

Todos los empleados de la empresa llevan el nombre de la misma: todos son imagen de la empresa. Y no solo los que están cara al público, también lo son los que están detrás de toda la organización. Las reglas protocolarias de la empresa tienen que basarse en la imagen, proyección, comunicación, procedimiento, rentabilidad y prestigio de la campaña. Todo el sistema protocolario de la empresa debe estar basado en la trascendencia planificada de cada acción enmarcada en la política general de comunicación de la empresa.

  • La identidad corporativa

La identidad es importante en todo momento, no podemos descuidarla, y es que debemos impregnarlo todo con ella, sea cual sea el evento.

  • El mensaje

Es imprescindible definir un mensaje y la forma de transmitirlo, cualquier acción que se lleve a cabo en el evento tiene que potenciar el mensaje.

  • Actos breves, pero con contenido

Poco discurso pero con mucho contenido. Es importante mantener la atención de los asistentes y transmitir el mensaje, con lo que los actos tienen que ser breves pero llenos de contenido. En esto ayuda el hecho de tener un ambiente poco cargado y sencillo, para que no se pierda la atención. Es importante que el invitado salga del evento con la sensación de satisfacción.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *