Publicidad
Publicidad

Características de los créditos rápidos

¿Es tan fácil conseguir el dinero a través de un crédito rápido?¿No hay ningún problema para devolverlo?¿Es una buena opción en caso de necesitar una cantidad de dinero extra?

Estas y otras cuestiones son las que intentaré responder con detalle en este artículo, a continuación.

Características de un crédito rápido

¿Qué es un crédito rápido?

Un crédito rápido se caracteriza por los siguientes puntos:

  • Rapidez: Tanto en su solicitud como en la velocidad como se concede. Normalmente no es superior al día o 48 horas, y ya tienes el dinero en tu cuenta.
  • Sin justificación: No es necesario que justifiques para que vas a necesitar el dinero.
  • Internet o teléfono: Para realizar la solicitud más rápidamente se suele poder realizar a través de teléfono o internet.
  • Cantidades de dinero: El importe mínimo es de unos 300€ y el máximo de 6.000€.
  • Plazo: El plazo para devolver el dinero suele ser de un mínimo de 12 meses y un máximo de 4 años.

Ventajas y desventajas de un crédito rápido

Los créditos rápidos se caracterizan por dos principales ventajas, que ya se pueden deducir viendo sus características:

  • Rapidez en conseguir el dinero.
  • Puedes solicitar el dinero sin justificación.

Aunque éstas no son las únicas, también se pueden destacar:

  • No es necesaria documentación: Los créditos rápidos lo pueden solicitar personas incluidas en registros de morosos ya que normalmente no se necesita documentación para justificar la solvencia.
  • Flexibilidad a la hora de devolver el dinero: Normalmente puedes elegir entre diferentes plazos de tiempo para devolver el dinero y así buscar la cuota mensual que más te intereses.
  • Sin comisiones y sin gastos: Este tipo de créditos no tiene comisiones ni gastos adicionales. Te puedes olvidar de las habituales comisión de estudio, comisión de apertura y otros gastos adicionales.

Pero claro, detrás de estas ventajas también hay una buena cantidad de desventajas que son muy importantes que conozcas para saber realmente donde te estás metiendo se contratas un crédito de estas características:

  • Tipo de interés muy alto: El tipo de interés de estos créditos es elevadísimo. Solo son peores los minicréditos. Por ejemplo, para un crédito de 6.000€ puedes llegar a pagar más de un 25% de intereses. Más incluso que el tipo de interés de una tarjeta de crédito.
  • Publicidad poco clara: La publicidad de los créditos rápidos incide especialmente en sus beneficios y oculta intencionadamente los puntos más oscuros. Por ejemplo, no  muestra el tipo de interés que pagarás sino la cuota mensual.

Lo que debes mirar antes de contratar un crédito rápido

Los créditos rápidos no están dirigidos a todo tipo de personas y, sobre todo, necesidades. Si quieres o necesitas contratar un crédito rápido fíjate bien en estos puntos para evitar problemas de impagos o sobreendeudamientos en el futuro.

  • El tipo de interés: No te fijes solo en la cuota mensual. Lo importante es conocer el tipo de interés.
  • ¿Puedes devolver el dinero?: Estudia bien antes de meterte en un crédito de este tipo si vas a tener problemas de impagos. Lo recomendable es que el pago mensual de todas tus deudas no supere el 35% de tus ingresos mensuales totales.

Para recordar…

Un crédito rápido solo debes solicitar cuando un gasto imprevisto no lo puedes pagar con tus ahorros actuales y necesitas cubrirlo rápidamente. Es el único caso en que es recomendable contratar un crédito rápido.

Sin embargo, aun así, olvídate de facilidades de pago y flexibilidad. Tu economía se va a ver afectada de manera más o menos importante por haber solicitado un crédito rápido.

Es una solución a tus problemas muy cara así que intenta buscar otras soluciones y solo pídelo como última opción.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *