La pesadilla de los 'dreamers': ¿cómo afectará a la economía?

Los conocidos como 'soñadores' son personas que entraron a EEUU siendo menores de edad y de manera ilegal

  • EEUU creó en 2012 el programa DACA para proteger de la deportación a estos 'dreamers'
  • La Administración de Trump ha puesto fin al programa, por lo que se expulsará a 800.000 personas formadas
Marta Gracia
Bolsamania | 24 sep, 2017 06:00
dreamers-immigration-trump

Casi 800.000 personas de EEUU de entre 15 y 36 años pueden ser deportadas a sus países de origen. La Administración Trump ha anunciado el fin del programa DACA que protegía a jóvenes indocumentados, conocidos como 'dreamers'. Estos soñadores llegaron al país norteamericano cuando eran menores, aunque de forma ilegal, y acompañando sus padres. Si vuelven a sus países, ¿qué pasará en la economía estadounidense?

“Es un número relativamente bajo si se compara con la población laboral americana”, apunta José Antonio Gurpegui, catedrático de estudios norteamericanos del Instituto Franklin. Por esto, añade que el problema económico “no será tan importante”. Sin embargo, advierte de que el problema llegará porque habrá un desequilibrio puntual de gente cualificada.

“Económicamente no supone tanto como la expulsión de inmigrantes, de los 10 millones de ilegales que hay que en EEUU, pero cualitativamente si que es un problema”, reitera el catedrático. Así, explica que para estar inscrito en el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) hay que estar estudiando o trabajando, ser menor de 31 años y se puede renovar cada dos años.

El problema económico llegará porque habrá un desequilibrio puntual de gente cualificada

Gurpegui está convencido de que no se va a producir el fin del programa DACA y asegura que el presidente de EEUU, Donald Trump, lo ha utilizado como moneda de cambio para poder aprobar presupuestos y las cuentas del país. “Los 'dreamers' pasaron a EEUU siendo ilegales, pero eran niños, así que no cometieron delito. Por lo que se plantea una serie de temas legales”, comenta José Antonio Gurpegui.

¿QUÉ PASARÁ EN SUS PAÍSES DE ORIGEN?

Según los últimos datos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, en sus siglas en inglés), el 78% de los beneficiarios del programa DACA procede de México, lo que representa a 618.342 mexicanos. Les siguen los salvadoreños (28.371), los guatemaltecos (19.792) y los hondureños (18.262).

Si estos 'dreamers' vuelven a sus países de origen “sería una buena noticia para ellos: gente formada sin haber pagado por esa formación”, comenta el catedrático del Instituto Franklin. Además, asegura que a los países de origen no les supone tampoco pérdida de remesas. “Los dreamers son personas que no envían dinero, porque no tienen familia ni gente conocida a la que enviárselo”, precisa

El problema también se plantea para ellos. Es gente que se ha formado en universidades estadounidenses y se sienten americanos, “lo que no quiere decir que no se sientan de sus país de origen, pero llevan toda la vida en EEUU”, añade. De hecho, la pregunta más recurrente desde que se supo la intención de Trump de poner fin al DACA ha sido: “¿Qué voy a hacer ahí? ¿Voy a encontrar el mismo trabajo que aquí? No conozco nadie en mi país de origen”, tal y como explica Gurpegui.

LAS TECNOLÓGICAS, EN CONTRA

Los estados con más 'dreamers' son California (242.339) y Texas (140.688), donde viven en total más de 25 millones de hispanos. Los siguientes estados con mayor cantidad de beneficiarios de DACA son Nueva York (49.710), Illinois (45.663) y Florida (39.843).

California es el estado con más jóvenes del programa DACA. Esta realidad hace que muchos de estos 'dreamers' trabajen en compañías tecnológicas, en los gigantes de Internet. Estas empresas como Apple, Microsoft o Facebook, ya han pedido que no se expulse a los 'dreamers'. “Trabajan ahí y trabajan bien, por lo que las empresas no quieren desprenderse de ellos”, puntualiza Gurpegui.

"Si los 'dreamers' que son nuestros empleados llegan a un tribunal, estaremos a su lado", subrayó el presidente y director jurídico de Microsoft, Brad Smith. La última semana de agosto, cuando aún no se sabía si Trump iba a cumplir con su amenaza, empresas como Apple, Amazon, Google y Facebook firmaron una carta manifestando su rechazo a los planes del presidente, que dejará sin escudo legal a miles de jóvenes.

Tim Cook, director ejecutivo de Apple, ha reafirmado la posición de la empresa de Cupertino con una carta enviada a los empleados después de mostrar su apoyo a los 250 trabajadores 'dreamers' que están en la compañía. “250 de mis compañeros de trabajo de Apple son #Dreamers. Estoy con ellos. Merecen nuestro respeto como iguales y una solución arraigada en valores estadounidenses”, escribió en su Twitter.

SOLUCIÓN EN EL CONGRESO

Gurpegui reitera que no cree que vaya a salir adelante “por temas políticos, legales y económicos”. Además, apunta que “tiene que ver también con su política migratoria y con el control de fronteras”. Asimismo, recuerda que al año que viene se celebrarán las elecciones de medio término.

La solución de este conflicto sería que el Congreso de EEUU impulsara una reforma migratoria, aunque este es un proyecto en el que ya fracasó el ex presidente Barack Obama. El catedrático de estudios norteamericanos considera que va a haber una transitoriedad, “porque no se podrá mantener por mucho tiempo el requisito de los dos años del DACA”.