Francia cerrará 14 de sus 58 centrales nucleares para el año 2035

Macron dice que habrá una revisión trimestral del impuesto a la gasolina y el diésel

Irene Hernández
Bolsamania | 27 nov, 2018 12:16 - Actualizado: 13:01
europeennes-macron-attaque-le-rn-son-principal-adversaire

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha admitido que el país limitará más lentamente de lo prometido la dependencia que tiene de la energía nuclear. Para 2035 planea cerrar 14 centrales nucleares de las 58 que están ahora en activo. Así lo ha explicado este martes durante la presentación de su plan energético a medio plazo para Francia.

Con este plan, el presidente francés pretende incrementar la energía renovable y reducir las emisiones de carbono, según ha informado la agencia Associates Press.

Francia limitará la cantidad de electricidad que obtiene de las plantas nucleares en un 50% para 2035, lo que supone un retraso en comparación con el objetivo de 2025 establecido por su predecesor, François Hollande. Además, esto significa que el Gobierno francés no cerrará ninguno de sus reactores nucleares más allá del de Fessenheim antes de que acabe el actual mandato presidencial, que finaliza en 2022, según señala Reuters.

Francia depende más de la energía nuclear que cualquier otro país

En concreto, el calendario previsto es que dos cierren en 2025-26, otros dos en 2027-28 y entre cuatro y seis en 2030, si no pone en peligro la seguridad del suministro de energía.

El actual líder francés ha prometido desarrollar energía renovable, asegurando que su prioridad es eliminar de la economía de Francia el combustible que contribuye al calentamiento global. Francia depende más de la energía nuclear que cualquier otro país, obteniendo aproximadamente de ella tres cuartos de su electricidad.

REVISIÓN AL IMPUESTO DE LOS CARBURANTES

Por otro lado, Macron ha propuesto que el impuesto a los carburantes como la gasolina y el diésel, la polémica ecotasa, sea revisada cada tres meses en función del precio del petróleo. Con esta medida, el presidente francés espera apaciguar al movimiento conocido como el de los 'chalecos amarillos', que desde hace más de una semana bloquea autopistas y dificulta el tráfico en todo el país.

Los 'chalecos amarillos'son aquellos automovilistas que protestan por el alza de los combustibles en Francia. Se les llama así por la prenda fluorescente que llevan los manifestantes, obligatoria llevar en los vehículos y ponerse en caso de accidente.

Ha destacado también su "comprensión" ante el enfado por parte de la población, sobre todo la que necesita utilizar los vehículos de forma habitual. No obstante, Macron ha querido condenar las "violencias inaceptables" que están teniendo lugar durante los últimos días en París.

El precio de la gasolina en Francia subirá 2,9 céntimos y el diésel, 6,5 céntimos el litro

Se prevé que el precio del combustible aumente el próximo uno de enero. En concreto, el precio de la gasolina en Francia subirá 2,9 céntimos y el diésel, 6,5 céntimos el litro.

INVERTIR 600 MILLONES EN INSTALACIONES SOLARES

La Comisión Europea ha aprobado este martes el plan de Francia para invertir 600 millones de euros de fondos públicos en instalaciones solares eléctricas innovadoras, al concluir que la medida ayudará a la UE a cumplir con sus objetivos energéticos y climáticos sin distorsionar la competencia en el mercado único, según ha informado en un comunicado.

El esquema está financiado con el presupuesto estatal francés y busca impulsar el despliegue de 350 megavatios adicionales de capacidad de generación. Los fondos están disponibles para instalaciones tanto en edificios como a nivel del suelo con una capacidad de entre 100 kilovatios y 5 megavatios.

Los beneficiarios serán seleccionados a través de licitaciones públicas que se celebrarán a lo largo de 2019 y recibirán el apoyo público en forma de tarifas de alimentación o de complemento de remuneración durante un periodo de veinte años.

El Ejecutivo comunitario ha determinado que este programa de ayudas cumple con las normas europeas sobre ayudas de Estado por estar destinado a impulsar el despliegue de energías solares renovables e innovadoras y evitar que los beneficiarios sean sobre compensados.

"Nuestro futuro estará alimentado por energía renovable. La iniciativa francesa que aprobamos hoy promocionará las instalaciones solares innovadoras y contribuirá a la transición de Francia a un suministro de energía bajo en carbón y sostenible", ha destacado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.