Publicidad

¿Préstamos al consumo?

Entender los préstamos al consumo como préstamos que se solicitan para cuestiones no imprescindibles, probablemente es un error, sin embargo, si miramos los precios a los que estos préstamos, antaño sin duda mucho más baratos, se ha llegado a colocar, bien pareciera que las entidades financieras consideran que quien pide un préstamo al consumo lo solicita para darse un caprichito o similar, como vamos a ver a continuación, si existen préstamos al consumo, pero son caros y de difícil acceso por las restricciones a las condiciones de solvencia que las entidades financieras ponen en todos los préstamos, pero especialmente en estos y en los hipotecarios.

La mejor manera probablemente de encontrar un préstamo al consumo relativamente más barato, es en primera instancia acudir a aquella entidad con la que mayor grado de vinculación tengamos, este tipo de préstamos suelen beneficiarse en buena medida de las bonificaciones por vinculación, consiguiendo abaratar de esta manera los diferenciales o los tipos de interés y abaratando un tanto el coste. prestamos

  • ¿Solicitar un préstamo siendo moroso?

Otra opción interesante, esta sí, pero escasa, es la que brindan diferentes entidades financieras ofreciendo un límite de financiación (generalmente bajo, que no supera en la mayoría de los casos los 1500 € o 2000 €) orientado al consumo y al que se le aplica un interés 0% en estos casos, los plazos de amortización son también pequeños, de entre tres meses a un año, y, debemos prestar especial atención dependiendo de las ofertas a las comisiones y gastos fijos que pueda generar.

La búsqueda de este tipo de préstamos a través de la contratación en Internet, es decir contratación en exclusiva por Internet, es otra opción a tener en cuenta si buscamos abaratar costes, obviamente no significa que vayamos a encontrar el préstamo más barato del mundo, pero, es cierto, que las entidades en sus ofertas online, suelen presentar un abaratamiento interesante. Sin embargo, como contrapartida, no debemos pensar que las condiciones de concesión son más sencillas; al contrario la captación de productos por Internet máxime de financiación pondera por encima de todo la solvencia, y por tanto, se vuelven incluso más duros estos préstamos en lo que a concesión se refiere que los presenciales.

  •  Pros y contras de los regalos y promociones bancarias
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *