Publicidad

La factorización financiera

La factorización financiera, en su forma básica, es una manera de financiar su negocio a cambio de un anticipo de hasta el 90% del valor bruto de las facturas cedidas. El nombre del factor se imprimirá en las facturas y su cliente pagará a la empresa de factorización directa. Una vez recibido el pago del saldo del anticipo, este será reembolsado a su empresa, el porcentaje de avance variará de acuerdo con la calidad del producto y del cliente. Cuanto más fuerte sea su negocio, su producto y su cliente mayor es el avance financiero que tendrá.

La empresa de factorización emitirá estados de cuenta mensuales y recordatorios y efectivamente se convertirá en un departamento de ventas subcontratadas al por mayor. Muchas pequeñas empresas encuentran los métodos más experimentados empleados por una empresa de factorización como una ventaja real para asegurarse de que sus clientes paguen a tiempo. El capital de trabajo es el elemento vital de toda empresa. Sin suficiente capital de trabajo no se puede cumplir con su día a día y los pasivos financieros podrían fallar. En el pasado, los grandes bancos han aportado capital a través de un sobregiro garantizado, ya sea por una obligación o por la seguridad externa proporcionada por los accionistas y directores. En la actualidad, los métodos de factorización o financiación de facturas son cada vez más habituales para el mercado PYME.

Este financiamiento se divide en dos áreas principales:

Factorización Una empresa de factorización tiene una asignación de todas las facturas pendientes y futuras y hace un anticipo de hasta el 85% del valor de las facturas cuando se levantan. El factor recogerá el dinero de los clientes y hará que el saldo se encuentre disponible cuando el cliente haya pagado. Los costos dependen de la carga de trabajo y del riesgo financiero. El descuento de facturas Similar al proceso de factorización con excepción de dos diferencias principales: El proceso de factorización no recoge el dinero de los clientes y los clientes no tienen conocimiento de la participación de la empresa. El libro está gestionado por la empresa y la empresa de factorización se encuentra más expuesta ya que el dinero tiene que ser pasado a ellos por su cliente y no viene directamente del cliente. Los costos son más bajos para las instalaciones de descuento de facturas ya que hay menos trabajo para el prestamista, sin embargo, hay más riesgos y estos riesgos se reflejarán en las tarifas aplicadas. Para la mayoría de las pymes (pequeñas y medianas empresas) estos métodos de financiación, están comenzando a tomar relevancia en el mundo financiero actual. Es por esto que es importante que usted tome en consideración cada detalle impuesto en este artículo, ya que podrá hacer uso de estas estrategias financieras con un beneficio importante. https://www.youtube.com/watch?v=RqwBrS-rDSM
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *