Publicidad

Cuenta doce de Unicaja

Es cierto que muchas ocasiones cuando acudimos a productos financieros como los préstamos lo hacemos desde la perspectiva de atender necesidades de financiación que tienen que ver con nuestras cargas financieras y gastos, entre los que se incluyen desde luego los gastos corrientes y los imprevistos que son sin duda en la actualidad uno de los motivos más importantes por los que cualquier usuario acude a una entidad financiera a solicitar un préstamo.

Sin embargo y aunque de préstamos trata este espacio ciertamente, no debemos dejar de lado otro tipo de productos que a veces pueden venir a cubrir las necesidades citadas con otro modelo de propuesta que, tal vez, se ajuste más a lo que realmente el usuario demanda, productos como esta Cuenta doce de Unicaja. Cuenta doce de Unicaja El objetivo de este producto es flexibilizar los gastos y las cargas financieras del usuario a través del fraccionamiento de las mismas a lo largo de un año agrupando todos los gastos anuales y dividiéndolos en cuotas mensuales. De esta manera por un lado se evita el hecho de los desembolsos elevados gracias al fraccionamiento, por otro lado se busca en la agrupación de gastos garantizar una mejor planificación de la economía doméstica así como la comodidad de asumir en un solo pago el conjunto de gastos que se tenga.

Realmente nos encontramos ante una cuenta de crédito que es la que nos va a permitir aglutinar los citados gastos y condensarlos en cuotas mensuales, una cuenta de crédito que se basará para su importe lógicamente las previsiones de pagos y gastos que el usuario desee asociar a la misma y que presenta un plazo de un año con renovaciones tácitas hasta un máximo de cinco anualidades.

Lógicamente el producto como decimos se basará en unas cuotas mensuales que surgirán del reparto en 12 cuotas de los gastos correspondientes al año más la suma de los intereses, en este caso el producto se encuentra exento de cualquier tipo de comisión, por lo que, no tenemos ningún gasto atribuible a elementos como la amortización anticipada, el estudio o la apertura.

A la hora de domiciliar los gastos o pagos que está cuenta de crédito puede asumir nos encontraremos con la posibilidad de domiciliar cualquier tipo de seguro, impuestos tanto locales como autonómicos o estatales así como pagos relacionados con la vivienda como las cuotas las comunidades de vecinos y las pertenencias y cuotas a clubs deportivos o similares.

 
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *