Tengo que confesar que me fascina Rita Maestre. Es la musa de Pablo Iglesias igual que Carmen Díez de Rivera convirtiera a Adolfo Suárez en el duque rojo que hoy estaría dispuesto a pilotar la segunda Transición.

Su paso con el torso semidesnudo por la capilla de la Complutense es una llamada de atención, un grito amable de rebeldía para despertar las conciencias aburridas de la burguesía, pero ella en realidad lo que quiere es ser pija, no del PP que eso ya está muy visto. En realidad, su anhelo inconfesado e inconfesable, sin pertenecer a la casta, es salir en el Hola de nuestros días que es el twitter.

127370_rita_maestre_rp_junta31_kr_thumb_1280

Hace tiempo que no acudo a las ruedas de prensa de los partidos, pero estoy tentado de acudir a las convocatorias de Rita Maestre en el Ayuntamiento de Madrid. Lo último que ha explicado la portavoz de Carmena, sobre el Plan Económico-financiero 2016-2017, propuesto por su Gobierno, es que se debatirá en el pleno del Ayuntamiento en el mes de septiembre por ser un trabajo técnico que desean tener “bien asegurado y bien conversado” con el resto de grupos.

Rita ha indicado que la aprobación del plan se pospone porque el curso está finalizando, actualmente hay un Gobierno nacional en funciones, y su aprobación no es urgente, ya que no ha sido requerido siquiera por el Ministerio de Economía.

No me digan que no es política de fondo plena de contenido. Si el portavoz de un Alcalde de la capital, como Rodríguez-Sahagún, por poner un ejemplo, hubiera dicho algo así, le habrían enviado a dirigir el tráfico en la Plaza Elíptica.

segrelles--644x362

Ahora hemos sabido que Rita se ha dado un homenaje en casa de Paloma Segrelles hija, que viene a ser como la sucesora de la cenas de alto copete en las que la casta trenzaba sus planes ocultos para perpetuarse olvidando a los que se levantaron indignados en la Puerta del Sol. Es decir, encuentros de dudosa valía para sacar a España de sus males históricos, pero realmente de gran eficacia para entrar en el pijerío patrio.

Y esto es lo que quería Rita, que suene su móvil y que todo el mundo pida cosas, que si es muy bueno cambiar unas cuantas calles con nombres franquistas, que si debemos nombrar gestores de barrio, de quienes dependerán los agentes municipales, y crear jurados vecinales, donde se encuentren víctimas y delincuentes.

Rita explica su plan para poner en marcha en 121 barrios de la capital una nueva figura político-policial a través de la creación de una Policía Comunitaria que, según el programa de Gobernanza Comunitaria de la Seguridad y la Convivencia, intentará crear una estructura policial, judicial y social paralela a la existente. Un modelo, cuya experiencia piloto tendrá lugar en Lavapiés, algo parecido a los modelos participativos de Venezuela.

el-socio-rajoy-tambien-sufre-la-goleada-del-barcelona-desde-el-palco

Hay que reconocer el mérito de Rita Maestre que con ese tono de voz daría un juego potente al frente del informativo nocturno de Tele Madrid en lugar de Ana Samboal. Realmente la villa y corte se le queda corta y su papel puede estar más cerca del gran líder carismático de Podemos al que Rita rebajaría la coleta e introduciría en los cenáculos nocturnos del poder madrileño hasta ascender al mismísimo palco del Real Madrid, para codearse con la flor y nata del poder de toda la vida. Allí podrían intercambiar puntos de vista con Ana Botella y José Mari y puede que hasta, de vez en cuando, con Tony Blair, el hombre de la “tercera vía” británica que nunca habría convocado un referéndum para el Brexit, pero esa ya es otra historia.

Te puede interesar...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.