Día del Padre: El cinturón, el regalo más clásico. Pero, ¿sabes que su origen es un culto al héroe?

Por

Europa Press | 19 mar, 2020

MADRID, 19 (CHANCE)

¡Ay el cinturón! ¿Quién puede vivir sin cinturón? El cinturón es uno de los complementos más indispensables en un outfit y si pensamos en la opción como regalo, más... Y más hoy día del padre.

Esta pieza tan cotidiana igual sujeta un pantalón, que enmarca la cintura en una falda o un vestido y si no, que se lo digan a royals como la Reina Letizia, Kate Middleton o Rania de Jordania, que es unos de sus elementos recurrentes...

Sin embargo, este uso diario que le damos no tiene nada que ver con el origen de lo que significaba el cinturón en la antigüedad. Aunque las mujeres de la antigua Grecia, Roma y de otras culturas, lucían cinturón, pero lo cierto es que tenía un fin propio de los Héroes...

Y es que el culto al Héroe es un tema recurrente y de largo alcance en la investigación de la Antigüedad, sobre todo en el ámbito de la Arqueología clásica. La existencia de determinados textos literarios, como 'La Ilíada' y 'La Odisea' de Homero, o 'Trabajos y Días' de Hesíodo, constituyó un anclaje para el estudio de los comportamientos económicos, ideológicos y religiosos en las antiguas sociedades del Mediterráneo y el Próximo Oriente. Sin embargo, fue la Arqueología la que trascendió las incertidumbres de los textos para abordar la investigación desde una perspectiva materialista.

La publicación en medios científicos recientemente de la identificación de un nuevo retrato de Alejandro Magno, es un acontecimiento extraordinario que ha merecido ser dado a conocer al gran público, y debatido entre los especialistas en el Ateneo de Madrid este pasado mes de febrero, sobre todo por tratarse de un retrato funerario, el único conocido hasta la fecha realizado en un momento inmediatamente posterior a su muerte. El soporte, en cuestión es un cinturón helenístico de oro y esmaltes, que actualmente pertenece a la colección J. Cano, de Madrid, quien generosamente permitió someterlo a un estudio arqueométrico completo, realizado en el Centro de Microanálisis de Materiales de la UAM en 2017 (Perea et al. 2018).

La Dra. Alicia Perea detalla excelentemente la contextualización histórica y social de los cinturones metálicos a través de una serie de hallazgos arqueológicos, que se extienden por toda Eurasia, desde el final de la Edad del Bronce hasta época helenística, para terminar presentando el cinturón helenístico de la colección Cano.

En la segunda parte, los ponentes, Dra. Gutiérrez Neira, Dr. Domínguez Monedero y Dr. Pascual González, comentaron respectivamente de los análisis realizados a la pieza; de los acontecimientos históricos en torno al fallecimiento de Alejandro el Magno en Babilonia; y de la historia, tanto la real como la especulativa, a partir de la instalación de su cadáver en el mausoleo alejandrino, donde sabemos que fue visitado por personajes como Augusto. La identificación de una nueva imagen de Alejandro III de Macedonia es un hecho extraordinario en el marco de la investigación iconográfica y artística.

EL CINTURÓN, UN CULTO AL HÉROE

El cinturón es uno de los símbolos 'universales' sobre los que se construyó la identidad del Héroe y la ideología del gran hombre a lo largo del primer milenio antes de Cristo. En concreto del cinturón masculino en metal, y en particular el de oro.

Entre las figuras históricas que mejor han encarnado el concepto de Héroe está Alejandro III de Macedonia, Alejandro Magno (356-323 a. de C.). Su vida ha formado parte de la mitología y la literatura de Oriente y Occidente, y ha sido el personaje más representado por el Arte de todas las épocas, en todo tipo de soportes. No es de extrañar que su imagen física real sea objeto de investigación, elucubración y debate entre historiadores, historiadores del arte, arqueólogos, antropólogos y un largo etcétera.

La pieza que se haya en poder de J. Cano, viene a mostrar, como se realizaban esos cinturones para esos símbolos universales de los Héroes. Está constituida por cuatro medallones laterales que repiten, dos a dos, las imágenes de un hombre y una mujer; además de un medallón central con una escena de libación en honor de un guerrero muerto. Las piezas de cierre, en cada extremo, están modeladas en forma de sendas cabezas de carnero en oro macizo. El estudio iconográfico del rostro masculino, y las asociaciones al resto de las imágenes, permite plantear la hipótesis de un retrato de Alejandro Magno en pequeño formato.

ZEUS ORGANIZABA A LOS HOMBRES EN 5 ESTIRPES

Remontándonos al poeta Hesíodo, en su obra de Trabajo y días, relata que Zeus organizaba a los hombres en 5 estirpes. En esta obra relata que había cinco estirpes las de oro, plata, bronce y el hierro, la del propio poeta. Entre la de bronce y la del hierro, hace mención a los estirpe de divina de los Héroes. Parece existir un tiempo de los héroes troyanos sobre el 700.

En esta época se enmarcaba la capacidad de poseer riqueza y de reliquias, una de esas formas es el enterramiento en tumba. Entre los objetos recuperados está el famoso centauro.

Los cinturones de los héroes que eran de uso masculino guerrero y otras piezas estaban fundamentalmente hechas de hierro, oro y plata, a diferencia en la actualidad donde la piel, el material y los metalizados suelen ser los materiales utilizados. En ellos se tenía en cuenta iconografía de animales poderosos como unos leones recostados.

"Gracias a las excavaciones de Hasanlu sobre el uso de los cinturones sabemos que a las funciones de atuendo militar, de regalo entre dirigentes políticos y de emblema personal de status real, hay que añadir la función votiva. Hasanlu no es una excepción", explica la doctora.

LOS CINTURONES COMO OTROS OBJETOS DE CUIDADO PERSONAL, ERAN BIENES PRECIADOS CON LOS QUE SE ENTERRABAN PARA SU VIDA EN EL MÁS ALLÁ

En su vida para el más allá, se incluían 400 objetos de oro para el cuidado personal sin contar con la vestimenta personal que tenían 4.000 placas estampadas.

En este cinturón se aprecia como se intercalan nueve medallones con la representación de una diosa cabalgando sobre un león, quizá una interpretación de la diosa Nana, de origen mesopotámico. Este cinturón mide 87 centímetros y pesa un kilo 104 gramos. Tiene cinco medallones en la malla que se rematan con dos cabezas de cordero de los extremos. A pesar de su peso eran muy flexibles. Cuenta con un camafeo, relieve, escudo y la cabeza de Górgona, y se puede ver que los cuernos son los mismos que los que aparecían en las formas monetarias de Alejandro Magno. Se puede apreciar que aparece la diosa Afrodita y que parece mirarse en el escudo. Hay dos rostros de un hombre y una mujer enfrentados. Los de la mujer están muy abierto mientras que las del hombre parecen vacíos como si estuvieran muertos.

Conocemos detalles de estos cinturones en muchos retratos fechados en el siglo II de la era gracias a las esculturas que se encontraron en Jatra y Beistú, entre otros.

Los motivos florales también daban buena cuenta. Petalos y rosetas como si surgieran de la tierra muy diferentes a los de la diosa son motivos geométricos de gran sobriedad.

Se puede apreciar a Alejandro, que surge de la tierra divinizada. Esto viene a poner de manifiesto como, en su día a día, utilizaban piezas con gran significado en el que se cuentan historias que tienen que ver con los dioses y con ellos en los que se representaban y eran de gran importancia para ellos.

Últimas noticias