Identificada una nueva subespecie de ballena piloto en el océano Pacífico

Europa Press | 03 jun, 2019 18:05
ep identificadanueva subespecieballena pilotooceano pacifico
Identificada una nueva subespecie de ballena piloto en el océano PacíficoAMY VAN CISE, WOODS HOLE OCEANOGRAPHIC INSTITUTION

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Las ballenas piloto de aleta corta se encuentran en una amplia franja de los océanos del mundo, con hábitats en los océanos Índico, Pacífico y Atlántico Norte. A pesar de esta amplia distribución, las ballenas han sido reconocidas como una sola especie, pero un nuevo estudio ha encontrado que realmente existen dos subespecies únicas.

Los balleneros y científicos japoneses han descrito durante mucho tiempo dos "formas" de ballenas piloto de aleta corta con distintos tipos de cuerpo: la forma 'Naisa', que vive en el sur de Japón y tiene cabezas cuadradas; y la forma 'Shiho', que vive en el norte de Japón y tiene cabezas redondas. Sin embargo, ningún estudio previo había examinado la diversidad genética de esas ballenas a escala global, explica Amy Van Cise, becaria postdoctoral en la Institución Oceanográfica de Woods Hole, en Estados Unidos, y autora principal del estudio, publicado en 'Molecular Ecology'.

"No puedes estudiar animales globalmente sin comprender su diversidad. Si piensas que un grupo de animales es una sola especie, y resulta que no lo son, podrías terminar perdiendo accidentalmente una subespecie completa sin saberlo", añade.

Van Cise pudo estudiar toda la estructura de la población global de las ballenas utilizando el tejido de mamíferos marinos archivado en el Centro de Ciencias Pesqueras del Sudoeste de NOAA. A partir de ella, identificó más de 700 muestras* de ballenas piloto de aleta corta y extrajo ADN de cada una.

Después de analizar el ADN, Van Cise descubrió que en realidad hay dos subespecies distintas de ballenas piloto de aleta corta.*Sorprendentemente, dice, esas subespecies no están separadas por ninguna barrera continental, sino por la vasta extensión del Océano Pacífico oriental.

"Se esperaría ver una subespecie diferente de ballena en cada cuenca oceánica: el Atlántico, la India y el Pacífico. Es bastante común. Pero lo que descubrimos fue que las ballenas piloto de aleta corta en el Atlántico son la misma subespecie que las que viven en el océano Índico y el Pacífico occidental", explica. Las ballenas que viven en el norte de Japón y el Pacífico oriental, sin embargo, parecían ser una subespecie distinta.

Desde una perspectiva evolutiva, agrega Van Cise, el estudio muestra que la enorme región central del Pacífico, un área con poca productividad o alimento para apoyar a las ballenas, formó una barrera importante para la distribución global de las ballenas.

"Parece que se han separado estos grupos de ballenas durante el tiempo suficiente para que diverjan en dos tipos diferentes --comenta--.*Eso significa que los continentes y las formas terrestres pueden no haber sido una barrera tan importante como pensamos para la evolución de esta especie. En cambio, el 'desierto' oceánico en el Pacífico podría haber sido más importante".

Para probar estos hallazgos, Van Cise usó una pequeña sección del ADN mitocondrial de las ballenas (ADNmt) para determinar la divergencia genética de cada grupo (en qué medida difiere su código genético de los otros). Al comparar esa divergencia con ballenas y delfines conocidos, pudo verificar si los grupos eran especies, subespecies o poblaciones únicas.

"El ADNmt es una forma bastante estándar de observar la estructura de la población en una especie. Es realmente abundante en tejidos y es mucho más fácil de secuenciar que el ADN nuclear. Solo tiene 16.300 pares de bases en lugar de unos pocos millones".

Debido a que es relativamente fácil de secuenciar, los científicos han podido observar una pequeña porción del ADNmt en ballenas y delfines para identificar especies distintas. Con esa poderosa base de datos genética, pueden identificar especies o subespecies pasadas por alto previamente con muestras de tejido en lugar de confiar en observar la forma del cuerpo, un enfoque más tradicional que a menudo es más lento y más costoso de lograr.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión