Portugal rescata al banco BES con 4.900 millones de euros y los accionistas lo perderán todo

Habrá una nueva entidad, Novo Banco, con activos sano, y se creará un banco malo

  • El rescate de la troika aporta 4.400 millones a pesar de la salida limpia de Portugal
  • Se trata del primer bail in aunque también incluye inyección pública
  • Las acciones siguen suspendidas en la bolsa de Lisboa
María Gómez
Bolsamania | 04 ago, 2014 00:05 - Actualizado: 00:41

El rescate del banco portugués Banco Espirito Santo (BES) asciende finalmente a 4.900 millones de euros, una cifra superior a los 3.000 millones que se especulaban. Hasta 4.400 millones de esta asistencia procederán del rescate internacional que recibió Portugal.

BES, banco espirito santo

Comunicado íntegro del Banco de Portugal.

Los accionistas y tenedores de obligaciones subordinadas del BES lo perderán todo. Se trata por tanto del primer bail-in, es decir, que los accionistas y tenedores de deuda perderán su inversión. No obstante, también habrá inyección pública.

La inyección la efectuará ese Fondo de Resolución, que se creó en 2012 y que, con la aportación de los propios bancos lusos apenas dispone de 500 millones de euros, pero que aglutina ahora los 6.300 millones de euros restantes del rescate total de Portugal. Por lo tanto, 4.400 millones de euros serán los fondos procedentes del rescate de la "troika" (Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo) que se destinarán al rescate del banco, mientras que los 500 restantes saldrán del Fondo luso.

En el mes de mayo, Portugal anunciaba su salida "limpia" de ese rescate internacional.

Las acciones del BES están suspendidas desde el viernes, tras desplomarse en las últimas semanas por los problemas de su principal accionista de referencia, el grupo Espirito Santo. Histórico de la cotización de BES.

Otros de sus accionistas son el banco francés Credit Agricole, con un 14,6%. La mayor parte de su capital, no obstante, un 59,2% cotiza en bolsa, donde sus accionistas están atrapados.

A partir de mañana, la entidad quedará dividida en dos: el Novo Banco, con los activos sanos y que será gestionado por el Fondo de Resolución de Portugal; y un “banco malo”, con los activos tóxicos y la exposición del BES al maltrecho grupo Espirito Santo.

El goberador del Banco de Portugal, Carlos Costa, ha indicado que "el Consejo de Administración del Banco de Portugal resolvió hoy aplicar a BES una medida de la resolución. La actividades y activos serán transferidos a un nuevo banco, llamado Novo Banco, adecuadamente capitalizados y purgados de los activos problemáticos". Costa ha reconocido el "grave desequilibrio financiero" del banco y ha aseguradoque este plan de recapitalización se ha negociado con las autoridades europeas.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión