Rusia ha decidido independizarse tecnológicamente hablando de Estados Unidos. Este es el punto de vista del parlamento ruso, cuyo objetivo será aprobar nuevas leyes que obliguen a particulares y empresas a desechar la opción de gigantes del software como IBM y Microsoft.

IBM

  • 129,310$
  • 3,21%

Esta nueva política surge en respuesta contra las sanciones comerciales crecientes que Estados Unidos está levantando contra Rusia. De hecho la cámara baja del parlamento, está manejando ya un borrador en el que insta a todo el sector público estatal y a las empresas de él dependientes a que otorguen preferencia a las tecnológicas locales en los concursos para el suministro de soluciones de software.

La reforma legislativa podría someterse a votación en septiembre. Para reducir en la medida de lo posible en torno al 67% del software y nada menos que el 90% del hardware que se usan en la Federación Rusa, y que son de factura extranjera.

Lea también: Toda la información sobre el derribo del avión de Malaysia Airlines en Ucrania

NUEVAS MEDIDAS CONTRA NUEVAS SANCIONES

Tras el derribo del vuelo MH17, del que Estados Unidos ha culpado a los rebeldes prorrusos, el Gobierno americano aprobó una nueva remesa de sanciones a empresas rusas de los sectores bancario, energético y de defensa, que venían a sumarse a las ya establecidas en los meses anteriores.

Las represalias comerciales se han hecho más patentes

Con esta nueva situación, la perspectiva de una escalada de represalias comerciales entre Moscú y Washington se ha hecho más patente. Entre los motivos para esta nueva situación hostil se encuentran la intención rusa por asegurarse de que esas empresas no se utilizan por parte de Estados Unidos como puerta de acceso a datos confidenciales rusos.

El miedo a un corte de los servicios que empresas como HP, Cisco u Oracle, prestan en Rusia si así lo ordena Washington, pondría en serios aprietos al gigante euroasiático, una de las razones por las que se han tomado estas decisiones.

contador