• 5,61€
  • 0,36%
MADRID, 25 MAR. (Bolsamania.com/BMS) .- Bankinter celebró el pasado jueves su Junta General de Accionistas, en la que analizó los retos para este año. El banco, que cerró 2012 con un beneficio de 124,7 millones de euros –un 31,2% menos, debido a las provisiones para sanear su exposición al ladrillo– cuenta con una mora del 4,28% a finales de diciembre, frente al 11% de media del sector. Bolsamanía entrevista a Gloria Ortiz, directora financiera y de relación con inversores del banco. ¿En qué momento se encuentra Bankinter con respecto a sus principales competidores? Hay varios grupos de entidades. Por un lado, las intervenidas, que tienen que decrecer y habrá una serie de bancos que abandonen, por lo que para nosotros supone una gran oportunidad de captar nuevos clientes. Los clientes mal atendidos de las demás entidades son clientes potenciales de Bankinter. Otros bancos, como Santander y BBVA, están replegando velas en España o fusionando filiales, lo que también supone oportunidades para nosotros, tanto en lo que respecta a nuevos clientes como a fichajes de empleados. De hecho, hemos incorporado a nuestra plantilla a banqueros de la competencia. Es buen momento para adquirir talento y crecer de manera orgánica. Pocas entidades están tan focalizadas en su negocio como nosotros. 2013 va a ser un año de retos para nosotros. En la reciente Junta General de Accionistas, María Dolores Dancausa, la consejera delgada, dijo que había llegado el momento de plantearse adquisiciones. ¿Nos puede adelantar algo? Siempre hemos dicho que Bankinter es un banco de crecimiento orgánico y cerrado a operaciones corporativas. Desde 2008-2009, entrada en la crisis, vimos que hay mucho vendedor forzoso de activos y a unos precios nunca vistos. Además, en el sector financiero está cayendo el crédito y hay mucha concentración del mercado. Por tanto, este es un momento en el que sí nos planteamos alguna adquisición. Tenemos un departamento de desarrollo corporativo centrado en analizar operaciones de adquisición de activos y, desde hace unos años, han analizado qué operaciones pueden ser interesantes, tanto en España como a nivel internacional. Hasta ahora, no hemos visto nada que mereciera la pena. Pero, si lo hubiera, se plantearía. Eso sí, siempre siguiendo con nuestra máxima de generar valor para el accionista. A finales de 2012, Bankinter compró una ficha bancaria en Luxemburgo para expandir su negocio de banca privada. ¿Se abrirá la veda a la expansión internacional? Nuestra estrategia es reforzar nuestros orígenes, que son la banca corporativa y la banca privada. La ficha de Luxemburgo, de hecho, se compró porque veíamos que teníamos que ampliar la oferta y ser capaces de ofrecer servicios en el extranjero. Queremos seguir creciendo en este área y no nos cerramos a adquisiciones. KBL (división de banca privada del grupo financiero KBC) fue una de ellas. Estuvimos a punto de cerrar esa adquisición, aunque finalmente no pudo ser. ¿Y cuál es la estrategia con respecto a las pymes? Seguimos apostando por las pymes, pero estamos más centrados en la mediana y no tanto en la pequeña o microempresa. Hemos invertido 7.000 millones de euros en este colectivo y hemos firmado acuerdos con el Banco Europeo de Inversiones. Bankinter también se mantuvo alejado del boom inmobiliario. ¿Cómo ha premiado el sector esta política? Los test de Oliver Wyman han dado mucha transparencia en cuanto a la composición de las carteras y las pérdidas esperadas. Hasta entonces, en los bancos ha habido muy poca discriminación, al menos en los domésticos, que veían el sector inmobiliario un riesgo macro, pero nada más. Con la crisis, nos hemos visto también afectados en cuanto a la calidad de nuestra cartera, aunque no en la misma proporción de los demás. De hecho, nuestra mora es casi un tercio de la media del sector. ¿Qué balance hace de los dos años de gestión de María Dolores Dancausa como consejera delegada? Las cifras hablan por sí solas. Estos dos últimos años han sido los más difíciles de toda la crisis (desde 2007). En una ocasión, en el año 2011, dije que lo único que sabía de 2012 era que iba a ser peor que el ejercicio en el que estábamos. Y realmente lo fue, y con creces. Hubo más del 50% de posibilidades de ruptura del euro, estuvimos a punto de ser intervenidos, hubo fuga de capitales… Aún así, Bankinter ha protegido su valor (mantenemos nuestros activos inmobiliarios), hemos seguido dando resultados positivos y el único que ha seguido dando dividendo en efectivo. ¿Qué papel tiene el sector financiero español en Europa? Es uno de los más potentes del mundo, sobre todo por sus entidades. Santander y BBVA no tienen nada que envidiar en solvencia y en todos los sentidos. Hay muy buenos bancos también en cuanto a avances tecnológicos y atención al cliente. Por otra parte, es un sector que se encuentra en un momento de reestructuración. Hay muchas entidades que no lo han hecho bien en el pasado y tienen que corregir sus errores. ANÁLISIS TÉCNICO “Desde los mínimos del pasado verano, en los peores momentos de la crisis de deuda soberana europea, la cotización de los títulos de Bankinter se ha revalorizado ligeramente por encima del 100%, es decir, han duplicado su precio. Es cierto que todavía le queda mucho camino por recorrer pero hay que reconocerle que en las últimos meses ha sido de los títulos que mejor se ha comportado. Desde el punto de vista técnico, da la sensación de que podría estar construyendo un canal alcista desde los mínimos del pasado verano. Canal cuya parte inferior pasaría por el entorno de los 3,75 euros y cuya parte superior en los aproximadamente 5,50 euros. Se diría que el actual nivel de precios le situaría en zona de nadie. En cualquier caso, lo importante es que desde los mínimos del pasado mes de julio la sucesión de mínimos y máximos relativos crecientes es impecable y así sólo cabe seguir, poco a poco, escalando posiciones”, afirma José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía. Laura Sánchez
contador