• 11,64€
  • -0,26%
MADRID, 06 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- “Inminente”. Así calificaba ayer jueves al real decreto de las renovables el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal. Una semana antes su “jefe”, el ministro de Energía, José Manuel Soria, había hecho una afirmación semejante que nos hizo a todos esperar su aprobación en el pasado Consejo de Ministros, sin embargo, la normativa no recibió “luz verde”. Como si del cuento de “Pedro y el lobo” se tratase apenas tuvieron eco las palabras de Nadal, pero hoy viernes el Gabinete de Mariano Rajoy sí ha sacado adelante la nueva regulación que, según sus cálculos (que coinciden con los de la CNMC) supone un recorte al régimen especial de unos 1.700 millones de euros para este año.

El nuevo esquema retributivo para las energías renovables, cogeneración y residuos fija una rentabilidad inicial “razonable” para las instalaciones de aproximadamente el 5,8% anual, menos de lo previsto inicialmente (7,5%), tal y como ha reconocido el propio Soria. El recién nacido sistema para las energías “verdes” establece 1.400 tipos de plantas que cobrarán en función de la inversión, lo recibido hasta ahora y su vida útil (20 años para la eólica, 30 para la fotovoltaica y 25 para el resto). Las instalaciones que hayan superado este “periodo” no recibirán nada.

El Gobierno calcula que las tecnologías del régimen especial recibirán 200.000 millones de euros de retribución en su vida útil. En 2013, las primas antiguas ascendieron a 9.200 millones, “representando el 65,4% de los ingresos brutos regulados”, recuerdan los analistas de Ahorro Corporación Financiera (ACF). Quienes reiteran que la tecnología más afectada será la eólica con unos recortes de 1.124 millones de euros en 2014.

Cabe destacar que las compañías con más exposición a este sector son Iberdrola, con 5.512 MW y cuota del 24,2%; seguida de Acciona, con 4.228 MW y una cuota del 18,6%; de Energías de Portugal, con 2.085 MW y un 9,2% de cuota; y por último, de Enel, con 1.403 MW y un 6,2% de cuota.

Asumiendo estas cuotas de mercado, señalaban desde ACF cuando se filtraron las primeras cifras, que no distan mucho de las actuales, que en los recortes del sector eólico obtendríamos un impacto negativo en Iberdrola de 284 millones y de 220 millones en Acciona. Para la eléctrica española, “el impacto ascendería al 4% del EBITDA previsto para 2014 superando los 121 millones estimados inicialmente que llevarían a esta magnitud a descender un 7,6%”, dicen desde ACF. Mientras, para Acciona el efecto negativo supera las previsiones de estos analistas y supone una rebaja adicional del 9,1% en sus previsiones de EBITDA, siendo el impacto total de la medida del 16,4% en el resultado operativo y supondría absorber la totalidad del beneficio neto.

S.C.
contador