Un problema procesal impide escuchar a guardias civiles que analizaron documentos del número dos de Junqueras

Europa Press | 23 may, 2019 17:26

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El tribunal que juzga el proceso independentista en Cataluña no ha podido escuchar este jueves a los guardias civiles que analizaron en la documentación incautada en el despacho de Josep María Jové, quien fuera número dos del exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, el 20 de septiembre de 2017 en la Consejería de Economía de la Generalitat.

El capitán y el sargento del Instituto Armado que firman el informe ya estaban sentados en el lugar reservado a los comparecientes en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo, citados a petición de la Fiscalía durante la fase pericial del juicio, si bien las defensas de Junqueras y del líder de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, han avisado al tribunal de que el primero ya había declarado en la fase de testigos, ya que fue el guardia civil al mando de la comisión judicial que realizó el registro el 20-S por orden del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona.

Efectivamente, este capitán ya ofreció su testimonio sobre lo que vio ese día en la Consejería de Economía, el mismo día de la masiva concentración de protesta por los registros en sedes de la Generalitat, de modo que las defensas han pedido que se renuncie a su declaración, ya que en el auto de admisión de prueba no estaba prevista su presencia en calidad de perito, sino de testigo. Por ello, el tribunal ha abandonado la sala durante unos minutos para deliberar.

A su vuelta, el presidente Manuel Marchena ha recordado a las partes que en ese mismo auto el tribunal ya adelantaba la citación "de testigos expertos más que de peritos en sentido estricto", de modo que "se podría" continuar con el testimonio del capitán. Sin embargo, los magistrados han constatado "por unanimidad" la "preocupación" que puede generar en las defensas y los acusados que este agente ya haya prestado declaración en el juicio.

"Corremos el riesgo de que un testigo de la acusación pueda insistir sobre hechos, lo que provocaría una situación de desequilibrio. Esto invita a la Sala a que quien ha sido citado, el capitán, abandonde la sala, y que el sargento se mantenga con la clarísima idea de que su aportación es la de un testigo que en ningún momento puede deslizarse sobre consideraciones valorativas" ha indicado Marchena.

EXPERTO, PERO NO PERITO

Pese a que el magistrado les ha dado la razón, varias defensas como la de Jordi Cuixart y Carme Forcadell han formulado protesta por el hecho de que el sargento fuese a declarar como testigo de la acusación después de todos los testigos de las defensas. Marchena ha contestado que por eso el tribunal había introducido en su auto el "matiz de experto".

Así pues, y una vez resuelto este primer obstáculo, el capitán ha salido del Salón de Plenos, mientras que ha dado comienzo el interrogatorio al sargento a cargo del fiscal Javier Zaragoza.

Sin embargo, no ha durado mucho, ya que en sus respuestas el guardia civil ha ofrecido alguna que otra valoración sobre el sentido de la documentación incautada a Jové, lo que provocaba continuas interrupciones de las defensas: en teoría, los testigos no pueden valorar, sólo los peritos. Tras unos diez minutos, el fiscal Zaragoza ha optado finalmente por renunciar al testimonio del sargento.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión