google silicon valley

Las acciones de Google han perdido un 15% de su valor desde septiembre, arrastradas principalmente por los decepcionantes resultados del tercer trimestre, publicados en octubre. Sin embargo, podría merecer la pena comprar acciones de la tecnológica antes de sus siguientes resultados trimestrales, con la esperanza de que haya un rebote.

  • 1.421,37$
  • 0,58%

Así opina el columnista de MarketWatch Jeff Reeves, que cree que los bajistas están equivocados con esta compañía. La esperanza de Reeves en Google se basa en siete razones:

1.- La negatividad son viejas noticias. No cabe duda de que Google se enfrenta a retos importantes a largo plazo, entre ellos el crecimiento. Dado el gran tamaño alcanzado por la compañía, éste deberá producirse en términos de rentabilidad. Aunque los resultados se han estancado durante los últimos años, Reeves lo califica como “viejas noticias”.

2.- La valoración es, en el peor de los casos, justa. El precio de las acciones de Google se encuentra a 16,7 veces sus previsiones de beneficio para 2015, en línea con el S&P 500 y por debajo del 19,6 del Nasdaq 100. Google ha mantenido esta proporción en torno a 20 durante gran parte de 2013 y principios de 2014, por lo que el nivel actual no supone una sobrecompra.

3.- El efectivo sí importa. Wall Street continúa descontando el efectivo, pero merece la pena señalar que Google sólo se encuentra por detrás de Microsoft y Apple en este aspecto. No es de extrañar que el gigante de Internet no tenga miedo a gastar en nuevas adquisiciones.

Google sólo se encuentra por detrás de Microsoft y Apple en volumen de caja

4.- El riesgo antimonopolio de la Unión Europea es exagerado. Las sanciones de la UE han sido señaladas como uno de los mayores riesgos para la tecnológica en 2015. Sin embargo, Reeves cree que, en estos momentos, la Unión Europea tiene cuestiones más importantes de las que encargarse que distraerán la atención de esta cuestión.

5.- Los gastos se pueden aligerar. El columnista de MarketWatch cree que Google no tiene necesidad de continuar con su agresiva política de gastos, por lo que una modesta desaceleración en los gastos de capital y la contratación podría proporcionar un ascenso a los beneficios en 2015.

6.- Dominio móvil. Google domina el mercado de las búsquedas en Internet con un 91,5%, según datos de NetMarketShare. Esta posición dominante se deben, en gran medida a que domina los sistemas operativos para móviles a nivel mundial, ya que Android copa más del 84% de la cuota de mercado.

7.- Las aplicaciones no son todo. El tiempo que los usuarios pasan en Internet es muy inferior al que dedican a las aplicaciones. Sin embargo, este uso de los dispositivos móviles no está sustituyendo a la navegación por la red, simplemente se trata de comportamientos distintos, por lo que las aplicaciones no están robando usuarios.

Lea además:

Google Translate ofrecerá traducción instantánea de textos e imágenes

La capitalización de Google supera a la de todo el mercado de acciones de Rusia

Las predicciones económicas para 2015: Rusia y Google darán los titulares del año

contador