HSBC se forra con la crisis de la lira turca... que cuesta 1.517 millones a BBVA

La entidad de inversión ganó 120 millones en un día con el colapso de la divisa

Elena Lozano
Bolsamania | 25 feb, 2019 06:00 - Actualizado: 09:49
hsbc-va-cesser-de-financer-les-centrales-a-charbon
1,89%
0,09

La crisis de la lira turca del pasado verano se convirtió en oportunidad para algunos bancos de inversión, al tiempo que constituyó un lastre para las entidades comerciales. Así, mientras que HSBC sacó provecho del colapso, a BBVA le obligó a hacer un ajuste negativo de 1.517 millones de euros. Otros bancos, como Barclays, registraron pérdidas por su inversión en bonos soberanos.

Las divisas de países emergentes hicieron temblar a los mercados el pasado verano, con especial incidencia en Turquía. La lira llegó a depreciarse casi un 30% el pasado mes de agosto y solamente se estabilizó cuando el Banco Central de Turquía decidió subir los tipos hasta el 24%, desafiando las intenciones del presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, que instó a la autoridad monetaria a rebajar el precio al que se presta la lira turca en un intento de presionar al organismo, que había incrementado los intereses en más de un 10% desde mayo.

HSBC aprovechó este contexto para hacer negocio con la caída de la divisa. Según publica Bloomberg, la entidad ganó 120 millones de dólares (equivalentes a 106 millones de euros al cambio actual) en un solo día con sus inversiones en el país. Sus ganancias se sobredimensionaron con la volatilidad de la lira turca hasta llegar a doblar las previstas, generándole una ganancia bastante mayor a los 35 millones de dólares (31 millones de euros) que se embolsaron los traders de renta fija de Deutsche Bank en dos semanas durante la crisis de la lira, continúa explicando Bloomberg. El día que más ganaron alcanzaron los 10 millones de dólares.

A BBVA, por el contrario, la crisis de la lira turca le ha pasado una alta factura. Concretamente, la entidad ha tenido que asumir un deterioro de 1.517 millones de euros en su patrimonio neto, según explicó ella misma en el último informe trimestral de resultados.

Además, la depreciación de la lira turca, que llegó a superar el 20% en solo un mes, impacta con 10 puntos básicos en el capital CET1 fully loaded del grupo BBVA, que se queda en el 11,3%.

El negocio de la filial turca de BBVA es sensible a la evolución de la divisa, como explicó Carlos Torres, actual presidente del grupo, en una comparecencia ante el Congreso. El ejecutivo defendió que el valor contable de su inversión en Garanti, de la que tiene casi la mitad del capital, es de 4.400 millones de euros, por lo que su exposición a Turquía se limita a ese importe.

LA LIRA AFECTA AL CAPITAL

El directivo también explicó que cada 10% de depreciación de la lira mueve el ratio de capital en dos puntos básicos y que su riesgo está “acotado” en el peor de los escenarios. En todo caso, la inversión de BBVA en Garanti se llegó a depreciar en torno a un 50% por el efecto divisa el pasado verano.

Barclays, por su parte, también perdió dinero con la crisis de la divisa turca, pues no tuvo tanta suerte como HSBC al negociar en el mercado. Uno de sus traders perdió en unos días unos 15 millones de libras (13 millones de euros) al invertir en bonos turcos, que perdieron valor a consecuencia de la crisis de la divisa. Se trata de una cifra elevada si se tiene en cuenta que la entidad ingresa más de 100 millones de libras al año por sus inversiones en bonos soberanos de mercados emergentes.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión