Guindos ignoró el plan de Rato para salvar Bankia tras rechazarlo Botín y FG

El exministro niega haber pedido el plan a Rato, como él dijo en su declaración

Dice que no trató el tema de la dimisión del expresidente de Bankia con él

Elena Lozano
Bolsamania | 26 mar, 2019 12:32 - Actualizado: 14:25
emilio botin, santander

BANKIA

2,079

17:38 17/07/19
-2,71%
-0,06

Luis de Guindos, exministro de Economía y Competitividad y actual vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), ignoró el plan de saneamiento que Rodrigo Rato presentó tres días antes de su dimisión y que contemplaba una inyección de 7.000 millones de euros por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) una vez que los expresidentes de Santander y BBVA, Emilio Botín y Francisco González, respectivamente, mostraron su "desconfianza" sobre el mismo. De Guindos ha negado haberle pedido este plan al expresidente de Bankia, como él mismo explicó en sede judicial, pero justifica que no hizo caso al plan porque Rato dimitió de la presidencia al día siguiente de presentárselo. "No tenía sentido el plan", ha dicho.

"Nadie le pide absolutamente nada a Rato", ha defendido De Guindos durante su declaración como testigo en la causa penal que investiga las responsabilidades por la salida a bolsa de Bankia en respuesta a preguntas de la fiscal Carmen Launa. De Guindos ha explicado que se enteró de la existencia de este plan en una reunión celebrada el 6 de mayo en la que también se encontraban Botín, González y el expresidente de La Caixa Isidro Fainé.

Hasta entonces, el exministro había mantenido otras reuniones con Rato y en algunas le había comentado que el expresidente de Bankia había intentado ejecutar operaciones corporativa con Unicaja y con Liberbank, pero ninguna llegó a buen puerto. Por eso, desde finales de abril de 2012 Rato se puso manos a la obra a diseñar un plan de saneamiento. "Desconozco en ese momento de qué se trata", ha explicado.

En mayo de 2012 se produjeron dos reuniones en las que estaban presentes los expresidentes de Santander, BBVA, La Caixa y Bankia mencionados y De Guindos, los días 4 y 6. El 4 de mayo, el exministro los había reunido para explicarles que el Gobierno se encontraba preparando un real decreto ley que requeriría mayores provisiones (30.000 millones más), el conocido como Guindos II.

En ese encuentro, Rato pidió una reunión para el día 6 de mayo con el objetivo de poder exponer al resto su plan de saneamiento. El encuentro se produjo y, tras la presentación, Botín y González mostraron su "desconfianza" por "la insuficiencia del plan". Fue entonces cuando De Guindos se enteró del plan, y no antes, como dijo Rato. El expresidente de Bankia le acusó de pedirle este plan de saneamiento a espaldas del Banco de España.

El representante de la Confederación Intersindical de Crédito, Andrés Herzog, ha preguntado a De Guindos si, al conocer el plan, pensó que esa inyección de 7.000 millones de euros que Rato preveía iban a servir para calmar a los mercados. "No sé si lo pensé o dejé de pensar, pero Rato dimitió al día siguiente. No tenía sentido el plan", ha dicho.

NO SE TRATÓ LA DIMISIÓN

En esa reunión fue en la que, según la versión de Rato, De Guindos le pidió su dimisión después de que González comentara que no debía estar al frente de Bankia. Respecto a este tema, De Guindos se ha limitado a señalar que en la reunión no se trataron "cuestiones personales" sobre Rato.

El exministro ha señalado que Rato no le comentó en ningún momento durante el mes de abril de 2012 su intención de dejar de ser presidente de Bankia. De acuerdo con la versión de Rato, se lo comunicó en la reunión celebrada el 6 de mayo con sus homólogos en otras entidades, si bien De Guindos ha apuntado que "nadie habló de cuestiones personales" en ese encuentro.

De acuerdo con la versión de De Guindos, Rato le comunicó su dimisión el día 8 de mayo, después de que se hiciera público el día antes a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). "Me dice que había hablado con [José Ignacio] Goirigolzarri para que le sustituyera y él le había dicho que antes quería saber la opinión del Gobierno A instancias de Rato, yo llamo a Goirigolzarri".

"El 7 [de mayo] por la tarde se produce la comunicación a la CNMV y el día 8 me llama. Me dice que estaba pensando en no hacer el cambio inmediatamente, sino esperar a la junta de Bankia y nombrar a Goirigolzarri consejero delegado o vicepresidente y yo le dije que en absoluto, que convocara el consejo [de administración] y dimitiera", ha relatado De Guindos a renglón seguido.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión