• Novo Banco pretende finalizar la venta a mediados de 2015
BES, banco espirito santo

Novo Banco, el banco portugués surgido del colapso de Banco Espírito Santo en agosto, ha recibido al menos cuatro muestras de interés de potenciales compradores antes de la fecha límite del 31 de diciembre, según ha informado una fuente cercana a Efe Dow Jones. Novo Banco, bajo la dirección del consejero delegado Eduardo Stock da Cunha, pretende finalizar la venta a mediados de 2015.

  • 1,46€
  • 0,00%
  • 1,82£
  • -0,85%
Novo Banco, bajo la dirección del consejero delegado Eduardo Stock da Cunha, pretende finalizar la venta a mediados de 2015.

Entre las partes interesadas que se conocen hasta el momento están: el portugués Banco BPI (BPI.LB), Banco Santander (SAN.MC), el chino Fosun International Ltd. (0656.HK) y el fondo de capital riesgo estadounidense Apollo Global Management LLC (APO), según dicha fuente.

Lea también: Goldman Sachs podría perder 835 millones de dólares vinculados a un préstamo de Banco Espírito Santo

Santander y BPI confirmaron ya su interés en la entidad, mientras que Fosun ya había comunicado previamente que consideraría la compra del banco, el único que no ha confirmado su intención de hacerse con la entidad es Apollo.

LA SITUACIÓN DE LA ENTIDAD

Si bien Novo Banco quiere devolver en su totalidad la inyección de capital de 4.900 millones de euros que recibió de un fondo de rescate, los analistas piensan que es improbable que la entidad consiga captar ese importe.

Un análisis preparado por BNP Paribas, que recoge el artículo, señala que la venta representa "una oportunidad única para hacerse con el control de una institución financiera líder en Portugal con operaciones internacionales". Novo Banco, con activos valorados en 72.500 millones de euros, tiene una cuota del mercado portugués de alrededor del 18%, según la propia entidad, además de una presencia en cerca de dos docenas de países.

LOS ANTECEDENTES

Novo Banco nació el 3 de agosto, cuando el Banco de Portugal hizo uso del fondo portugués de resolución para inyectar 4.900 millones de euros y salvar las mejores partes de Banco Espírito Santo. Novo Banco se hizo con la mayor parte de las sucursales, depósitos y préstamos de BES, mientras que se deshacía de las demandas de los accionistas y tenedores de bonos junior del banco y de sus problemáticas filiales en Estados Unidos, Libia y Angola.

Los tenedores de bonos junior intentan ahora disputar la separación del banco en tribunales en Portugal y la Unión Europea, pero la venta de Novo Banco sigue adelante. La compra por 379 millones de euros de las operaciones de banca de inversión de Novo Banco, Banco Espírito Santo de Investimento S.A., fue acordada con la china Haitong Securities este mes.

Banco Espírito Santo colapsó en agosto por las pérdidas históricas registradas en el primer semestre del año a causa de su exposición a su compañía matriz, Espirito Santo International SA, que se había declarado en quiebra en julio después de que una auditoría ordenada por el Banco de Portugal desvelase irregularidades contables.

Banco Espírito Santo no sólo prestaba capital a Espirito Santo International y sus filiales, sino que además vendía su deuda entre los clientes del banco. Parte de esa deuda fue vendida a clientes a través de un complejo esquema de financiación que el Banco de Portugal ha calificado de fraudulento. El banco central luso y la fiscalía portuguesa están investigando actualmente de forma separada el asunto.

OTROS DETALLES A CONSIDERAR

Además de las operaciones en Portugal, el futuro propietario de Novo Banco asumirá el control de sus filiales europeas y de las operaciones en países como Cabo Verde, las islas Caimán, Venezuela y Mozambique. También obtendrá el 9,9% del banco angoleño Banco Economico. De todos modos, una sucursal en Nueva York con cerca de 443 millones de euros en activos está en proceso de ser cerrada, según el informe de BNP Paribas.

Lea también: Banco Santander confirma su interés por Novo Banco, formado por los 'activos buenos' de BES

El principal atractivo de Novo Banco sigue siendo su negocio nacional. La entidad ha informado de depósitos de 25.000 millones en agosto y, desde entonces, la cifra ha aumentado en 2.000 millones de euros tras una exitosa campaña de marketing. Además, el crédito en riesgo de impago supone cerca del 14% de su cartera.

En todo caso, según el artículo de Efe Dow Jones, los bancos con operaciones en Portugal, como BPI y Santander, verían aumentar sus bases de clientes con la compra de la entidad. Además, heredarían una cartera de créditos de cerca de 44.000 millones de euros, de los que los préstamos a empresas suponen el 72%.

Lea además: ¿Quién se quedará con la parte sana del rescatado banco portugués Banco Espirito Santo?

contador