Economía/Empresas.- SAS pierde 131 millones en su primer semestre fiscal, un 134,8% más

Europa Press | 28 may, 2019 11:24
ep avionsas 20190528112502
Avión de SASSAS - Archivo

La huelga, la subida del combustible y la debilidad de la corona sueca, responsables de los resultados, según la compañía

COPENHAGUE, 28 (EUROPA PRESS)

La aerolínea Scandinavian Airlines Systems (SAS) perdió el pasado año un total de 1.402 millones de coronas suecas (131 millones de euros) en el primer semestre del año fiscal (noviembre-abril), lo que supone incrementar en un 134,4% sus pérdidas internuales.

La compañía explica estos resultados por el efecto de la huelga de sus pilotos en ese periodo unido a un mercado competitivo, la subida del precio del combustible y la debilidad de la corona sueca. Además detectan una disminución en el mercado doméstico, especialmente en Suecia.

SAS estima que el coste de la huelga, que provocó la cancelación de más de 4.000 vuelos y afectó a 370.000 pasajeros, en 650 millones de coronas suecas (61 millones de euros), aunque solo 430 (40 millones de euros) fueron contabilizados en el balance del primer semestre.

En el primer semestre del ejercicio, los ingresos registraron un incremento del 4,3% hasta las 19.721 millones de coronas suecas (1.843 millones de euros).

SAS registró un resultado antes de impuestos negativo de 1.792 millones de coronas suecas (167,4 millones de euros), un crecimiento del 131,8% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Este empeoramiento de resultados se debió a que la compañía aérea ha empeorado sus costes operativos elevándolos un 10% hasta alcanzar los 13.980 millones de coronas suecas (1.306 millones de euros).

En el segundo trimestre (febrero-abril) la pérdida neta fue de 933 millones de coronas (87 millones de euros), un 167% más. Por su parte el Ebit registró un valor negativo de 1.130 millones (105,5 millones de euros), un 202% superior a la cifra del mismo periodo de 2018.

En ese periodo la aerolínea escandinava, controlada por los estados danés y sueco, facturó por valor de 10.187 millones (951 millones de euros), un 2,7% más.

ES UN RETO ALCANZAR EL OBJETIVO PROPUESTO.

El director ejecutivo de la compañía, Rickard Gustafson, señaló en el balance que excluyendo los efectos negativos de la huelga y de otros factores el resultado del segundo trimestre habría sido similar al de un año atrás, que fue de los mejores de la historia de la compañía.

Gustafson, que pidió disculpas a los afectados por la huelga, aseguró que el nuevo convenio colectivo firmado con los pilotos de Dinamarca, Noruega y Suecia le ofrece la estabilidad para continuar con la transformación de la compañía.

SAS admitió que será un "reto" alcanzar un resultado anual antes de impuestos positivo, objetivo fijado anteriormente por la aerolínea. Aseguró que su liquidez es fuerte pero que no pueden "dormirse en los laureles".

El grupo escandinavo SAS, controlado por los Estados sueco, noruego y danés, atraviesa desde hace años problemas económicos que no han sido resueltos con los diferentes programas de recorte impulsados por la dirección.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión