Meliá: las dudas sobre el turismo y el Brexit espantan a los fondos extranjeros

Los títulos de la hotelera mallorquina han caído más de un 8% este mes

Ainhoa Murga
Bolsamania | 23 may, 2019 06:00 - Actualizado: 17:55
ep melia contara con trece hotelesvietnam2020
Meliá contará con trece hoteles en Vietnam para 2020MELIÁ HOTELS INTERNATIONAL

Meliá se ha dejado en bolsa más de un 8% en lo que va de mes. Sus títulos cerraron la sesión del miércoles de nuevo en rojo (-0,55%), situándose en 8,15 euros. La incertidumbre que genera el Brexit y las dudas sobre el sector turístico español ahora que los tradicionales rivales del Mediterráneo despegan otra vez ha llevado a que las gestoras de fondos extranjeras reduzcan o deshagan sus posiciones en hoteleras y otras empresas del sector.

Melia Hotels
7,180
  • 2,57%0,18
  • Max: 7,42
  • Min: 7,06
  • Volume: -
  • MM 200 : 8,11
17:38 21/10/19

Meliá es una de las afectadas por el entorno de incertidumbre que está generando la negociación de la desconexión de Reino Unido de la Unión Europea, al igual que las aerolíneas europeas, que este miércoles se dejaban más de un 3% lastradas por los mismos temores y la volatilidad que está registrando el precio del petróleo.

"El mercado descuenta las ventas que están realizando los fondos estadounidenses en Europa y Meliá es parte de sus carteras", explican a este medio fuentes financieras. Pero además de los vaivenes del Brexit (España recibe a 18 millones de turistas británicos al año y una ruptura sin acuerdo supone riesgos comerciales y regulatorios), los inversores se muestran preocupados por la marcha del sector turístico en España, sobre todo en los segmentos de sol y playa, muy impactados en el primer trimestre del año por la recuperación de otros mercados alternativos a España en el Mediterráneo como Egipto o Turquía.

BlackRock y Vanguard están entre los mayores inversores en la hotelera mallorquina que han reducido sus posiciones en los últimos días, según los datos de FactSet, pero también están otras como Franklin Templeton o Fidelity. Las estadounidenses no son las únicas, gestoras europeas como Raymond James y Palatine están reduciendo también sus posiciones. Recogen el guante, sin embargo, las gestoras españolas, más cercanas al negocio y las fortalezas de Meliá.

Aunque el beneficio neto hasta marzo ha caído un 23%, hasta los 11,5 millones, Meliá tiene claras sus perspectivas para el resto del año: los ingresos medios por habitación disponible (Revpar) crecerán alrededor de un dígito bajo. "Creemos que la confirmación de la guía 2019 debería apoyar la cotización teniendo en cuenta que sus títulos están descontando un escenario que consideramos excesivamente negativo y con un descuento elevado frente a nuestro precio objetivo de 11,2 euros", explica el analista de Renta 4, Iván San Félix.

El consenso de los analistas que cubren la acción de Meliá tienen recomendación 'sobreponderar', con un precio objetivo de 10,94 euros. El precio implica un retorno potencial del 34,4%. Eso sí, desde enero las recomendaciones de venta han aumentado de cero a un 5%, al tiempo que las de compra se han reducido diez puntos, al 68%. Desde mayo de 2018, los títulos de la hotelera han perdido un 30%.

RESISTE LOS VIENTOS EN CONTRA DE CUBA

Meliá ha recibido esta semana otra petición de compensación económica por operar un hotel en Cuba que fue expropiado al inicio de la Revolución cubana. Es la segunda notificación que le llega a la hotelera mallorquina a raíz de la activación del capítulo III de la ley Helms-Burton, norma que regula el embargo sobre Cuba, que entró en vigor hace unas semanas y que permite denunciar ante tribunales estadounidenses a empresas que operen en el país propiedades expropiadas por el castrismo.

La hotelera defiende que, dado que sus hoteles en Cuba están en régimen de gestión, la medida no les afecta en gran medida. Gran parte de los hoteles cubanos están en manos de grupos nacionales como Gaviota, perteneciente al Gobierno, que ceden su gestión a operadores extranjeros. Meliá gestiona seis de los hoteles de Gaviota e Iberostar gestiona otros seis.

Pese a que el riesgo de esas primeras reclamaciones que han llegado es bajo, las hoteleras españolas se enfrentan a un escenario desconocido ya que es la primera vez que se activa una medida así. Las hoteleras, aun así, están tranquilas: tanto el Gobierno español como la Unión Europea ya se han posicionado de parte de los empresarios españoles indicando que estas medidas impuestas unilateralmente por EEUU no pueden aplicarse de forma extraterritorial y se plantean medidas para no reconocer las sentencias que se dicten en los tribunales estadounidenses.

Las hoteleras ya han reafirmado su apuesta por Cuba. En el caso de Meliá, la inversión para los próximos años se sitúa en 200 millones. Tiene previsto abrir cuatro establecimientos en 2020, como recoge su último informe trimestral. Con estos nuevos establecimientos sumará 923 habitaciones más y superará las 14.000 repartidas en 38 hoteles. Iberostar, por su parte, invertirá 250 millones para reforzar su presencia en el país con el objetivo de llegar a las 12.000 habitaciones en 2020.