Deutsche Bank vende parte de su negocio de derivados a Goldman Sachs y Barclays

En la nueva estrategia del banco alemán para abandonar este negocio

Bolsamanía
Bolsamania | 19 sep, 2019 16:32 - Actualizado: 17:05
ep economia- deutsche bank espana gana 454 milloneseuros2018

DEUTSCHE BANK N

7,092

17:35 18/10/19
-0,63%
-0,05

Deutsche Bank ha completado la venta de parte de su negocio de activos de financiación derivados a Goldman Sachs, Barclays y Morgan Stanley. Es el primer paso de la nueva estrategia que ha iniciado el mayor banco alemán para abandonar este negocio después de años de bajo rendimiento, según informa Bloomberg.

Las carteras de derivados de acciones han sido divididas en libros europeos, asiáticos y estadounidenses. Barclays presentó la oferta ganadora para los activos europeos, Goldman Sachs compró el lote asiático y Morgan Stanley compró las operaciones en EEUU.

Esta primera subasta ha consistido en activos conocidos como 'flow equity derivatives' (derivados de flujo de capital), que son menos complejos que otros instrumentos financieros derivados, cuya venta posterior será más complicada para Deutsche Bank, según expertos consultados.

El banco germano también negocia la venta de los activos, la tecnología y el personal de sus fondos de cobertura a BNP Paribas. Las dos entidades llegaron a un acuerdo preliminar a principios de este año, pero este aún no se ha cerrado.

Vender los derivados es un elemento clave del plan del CEO, Christian Sewing, para retirarse del comercio de acciones, reducir el balance y también los costes. La mayoría de los activos que antes estaban dentro de la división de comercio de acciones se han colocado en una unidad de liberación de capital, denominada CRU, donde se liquidan.

Los inversores utilizan los instrumentos financieros derivados para especular y como cobertura contra posibles pérdidas. Son más complejos que las acciones ordinarias y, por lo tanto, más lucrativos, pero también generan más riesgos para los bancos y otras entidades que los comercializan.

Según Coalition Development, los bancos más grandes del mundo generaron unos 6.700 millones de dólares en beneficios por derivados durante la primera mitad de 2019, liderados por JPMorgan Chase, Goldman Sachs y Société Générale. La negociación de acciones, por su parte, generó 4.600 millones de dólares.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión