26M en clave estatal: fijará las alianzas y el reparto de poder en el Gobierno

Gran cobertura la noche del domingo con los primeros análisis tras los resultados

Virginia Mora
Bolsamania | 26 may, 2019 06:00
ep 26m- ppcv presenta candidaturas100 demunicipiosla comunitat
EleccionesAYUNTAMIENTO - Archivo

Las elecciones que se celebran este domingo no tienen solo relevancia a nivel municipal y autonómico, sino también estatal. Hace menos de un mes de las generales, y aún no han empezado las negociaciones para la formación de Gobierno. Por eso lo que ocurra en esta cita en las urnas será tan importante, y es que el desempeño de los partidos el 26M puede determinar las alianzas y el reparto de poder.

Aunque suene a tópico, todos los partidos se juegan mucho en estos comicios. España lleva de campaña mes y medio, y los resultados que arrojen las urnas este domingo será determinante, sobre todo tras lo ocurrido el 28A, del que algunos salieron como claros ganadores mientras que a otros les tocó digerir un batacazo. Todas las formaciones hicieron borrón y cuenta nueva una vez pasaron esas elecciones, aunque lo cierto es que el 26M se interpreta como una segunda vuelta, por lo que los resultados pueden afectar, y mucho, al futuro del país.

Como dicen los expertos de Scope Ratings, "dada la dinámica política en España en las últimas semanas, la construcción de alianzas a nivel regional afectará muy probablemente a la coalición a nivel nacional y viceversa". Se refieren a las negociaciones que Pedro Sánchez debe iniciar con el resto de los partidos, y que se han pospuesto hasta después de las municipales, autonómicas y europeas, para intentar lograr los apoyos necesarios para formar gobierno y revalidar su mandato en la Moncloa.

En línea con los resultados de las elecciones generales, y según vaticinan las encuestas, el PSOE podría obtener la mayoría de los escaños en liza, aunque lo más seguro es que no logre la mayoría suficiente para gobernar en solitario. Por ello, y a falta de grandes sorpresas, también en este caso todo dependerá de la creación de coaliciones.

Scope defiende que las elecciones regionales y locales "determinarán la fuerza relativa que tendrán los socialistas y Podemos cuando comiencen las negociaciones formales de coalición". Y es que dependiendo de los resultados que cada uno obtenga en ayuntamientos y comunidades podrán presionar más o menos para imponer sus puntos de vista, o para llevarse el gato al agua en el reparto de carteras ministeriales. Aunque Pablo Iglesias ya ha dicho que "es de sentido común" que él debería estar al frente de algún ministerio. Lo que parece claro es que "las compensaciones políticas para acordar la formación de un gobierno no solo incluirán compromisos sobre los ministerios y las políticas a nivel nacional, sino también sobre el liderazgo regional", dicen los analistas de esta firma.

RETOS PARA CADA PARTIDO

El PSOE, por ejemplo, necesita que la movilización vuelva a ser tan grande como el pasado 28A, ya que solo así podrá revalidar esos resultados y mantener alto el listón de cara a las negociaciones postelectorales, que se plantean complicadas ante la amalgama de partidos que debe poner de acuerdo para seguir al frente del Gobierno. Los mercados hubiesen preferido una alianza con Ciudadanos, pero la negativa de Albert Rivera a entenderse con Pedro Sánchez hace que la única opción posible sea la de un acuerdo con Podemos y otras tantas formaciones, que no será fácil. De hecho, los analistas aún no descartan una repetición de las elecciones en otoño.

Por su parte, Podemos tiene el foco puesto en lograr apoyos suficientes para seguir siendo determinantes en la constitución de los ejecutivos regionales, porque eso le permitirá ejercer mayor presión a escala nacional en las negociaciones con Pedro Sánchez.

El PSOE necesita una gran movilización del electorado, mientras que el PP intenta evitar que se repita el batacazo del 28A

El PP de Pablo Casado ha intentado suavizar su línea ideológica, al darse cuenta de que su decisión de girar a la derecha no le hizo ningún bien en las generales. De hecho, el batacazo que sufrió el 28A amenaza con repetirse en muchas CCAA en las que gobierna desde hace más de dos décadas, y que ahora podría perder en beneficio de la izquierda, y también en algunos ayuntamientos.

Para Ciudadanos, el objetivo es el de mantener los buenos resultados cosechados en las generales, e incluso intentar el 'sorpasso' al PP. Rivera y los suyos llevan semanas tratando de posicionar a Cs como el principal partido de oposición a Pedro Sánchez, peleándose con los 'populares' y tomando la iniciativa en temas como el de los diputados presos, que han sido finalmente suspendidos por la Mesa del Congreso. Habrá que ver si esa decisión, tomada antes de los comicios, tiene o no algún efecto en las votaciones más allá de lo que pueda pasar en Cataluña.

Y por último Vox, que aspira a entrar en buena parte de los parlamentos regionales y ayuntamientos. Su protagonismo en la escena política parece ya indiscutible, y los de Santiago Abascal podrían ser claves para que la derecha logre mantener el poder en algunas CCAA y ayuntamientos si al final la votación es más ajustada o hay sorpresas de última hora respecto a lo vaticinado en las encuestas. La formación de ultraderecha ya lo dejó claro esta semana, durante la sesión de constitución de las Cortes, al posicionarse en el Congreso detrás de los escaños reservados al Gobierno para gozar de la mayor visibilidad posible. Fue su forma de mandar el mensaje 'aquí estamos y seremos determinantes en el devenir político'.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión